La Unión Nacional de Trabajadores (UNT), que agrupa a más de 200 organizaciones sindicales en el país, ve en el triunfo de Andrés Manuel López Obrador “una ventana de oportunidad” para impulsar los cambios que se necesitan en el país, y en política laboral, en donde el respeto a la libertad sindical y a la contratación colectiva sea real.

Francisco Hernández Juárez, líder del sindicato de Telefonistas y presidente colegiado de la UNT, explicó en entrevista que “si queremos que los trabajadores, el trabajo y sus posibilidades de mejora sean reales, la única manera es que haya libertad y democracia sindical, si queremos que haya mejores condiciones de vida de los trabajadores, sólo a través de la fortaleza del sindicalismo democrático, independiente y representativo se puede avanzar en esa dirección”.

Afirmó que es importante mantener una comunicación de respeto con la próxima administración que encabezará López Obrador, pero también de firmeza, pues “ésa es una cuestión básica que se tiene que modificar; primero debemos caminar en que se garantice la libertad sindical, a pesar de que se encuentra ya en la Constitución”.

Sostuvo que buscarán reunirse lo más pronto posible con la futura titular de la STPS y abordar los cambios a la ley secundaria en materia de justicia laboral que aún está pendiente y que no fueron aprobados en el periodo ordinario de sesiones en el Senado de la República.

Por otra parte, organizaciones sindicales como el Sindicato de Ferrocarrileros, el de Comisión Federal de Electricidad, de sectores como automotriz, alimentos, fijarán este lunes su postura de cara al nuevo gobierno.

En reunión plenaria en la sede de la Confederación de Trabajadores de México, se dictarán las nuevas directrices que habrán de tomar en la relación con el nuevo gobierno. Carlos Aceves del Olmo, quien también preside el Congreso del Trabajo llamó al encuentro después de haber sostenido una reunión con la dirigencia del Partido Revolucionario Institucional.

pmartinez@eleconomista.com.mx