El presidente del Senado de Finanzas, Chuck Grassley (R-Iowa), criticó el jueves por la noche la decisión del presidente Donald Trump como un “mal uso de la autoridad arancelaria presidencial y en contra de la intención del Congreso”.

"Seguir esta amenaza podría poner en grave peligro la aprobación del T-MEC (Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá)", dijo.

Trump informó el jueves que, a partir del 10 de junio, su país impondrá aranceles del 5% a todos los bienes originarios de México hasta que se detenga el flujo de inmigrantes indocumentados por la frontera sur estadounidense.

Los aranceles se incrementarán a 10% a partir del 1 de julio, a 15% desde el 1 de agosto, a 20% comenzando el 1 de septiembre y a 25% del 1 de octubre hacia adelante, si no se cumple esa misma condición.

Trump anunció esta medida justo el día en que comenzó el proceso legislativo para ratificar el T-MEC, que sustituiría al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el cual entró en vigor desde 1994 y eliminó prácticamente todos los aranceles en la región.

A mediados de mayo, Grassley afirmó que la eliminación de los aranceles al acero y el aluminio creó un “renovado sentido de impulso” que ayudará a que el T-MEC se apruebe este año.

El de Finanzas es el Comité más importante en términos de la aprobación de tratados comerciales en el Senado de Estados Unidos.

erp