Horas antes del nuevo amago de Donald Trump, en México y EU se iniciaba el proceso de ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). El gobierno mexicano entregó de manera formal, para su análisis, a la Cámara de Senadores el texto definitivo del nuevo acuerdo, que se prevé sea ratificado el próximo 18 de junio en periodo de sesiones extraordinarias.

En el marco de la recepción del documento entregado por Julio Scherer Ibarra, consejero jurídico del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien asistió a la sede senatorial acompañado de las secretarias de Gobernación y de Economía, Olga Sánchez Cordero y Graciela Márquez, respectivamente, así como del canciller Marcelo Ebrard, y del subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, informó que ese es el acuerdo tomado por la Junta de Coordinación Política del Senado mexicano, que preside.

“A nombre del Poder Ejecutivo, hago entrega formal a esta soberanía, para su ratificación, del documento del Tratado de Libre Comercio, para que se lleve a cabo su revisión y en su caso, su ratificación”, dijo Scherer.

Para Graciela Márquez, fue un día que marca un paso muy importante en el proceso que inició en agosto del 2017 y que representa la última etapa de la modernización del tratado comercial entre los tres países.

El canciller Ebrard destacó el acuerdo entre los senadores para no modificar el acuerdo comercial, ya ello podría ser contraproducente para México. Y exhortó a los senadores a que “ojalá merezca su reconocimiento y respaldo este documento y pueda México tener la ratificación”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador fue el que informó que había solicitado al Senado ratificar el T-MEC, pues dijo que de eso depende que pueda cumplir su promesa de 2% de crecimiento de la economía del país para este año.

“Es importante porque va a significar más inversión para México, más empleos, más bienestar. Sí es importante”, afirmó.

Al celebrar el inicio del proceso de ratificación del T-MEC en el Congreso, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) se comprometió a impulsarlo en el Senado, con el fin de crear un ambiente de certidumbre a los negocios que permitan crecimiento económico.

Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE, afirmó que la ratificación del nuevo acuerdo trilateral entre México, Estados Unidos y Canadá genera certidumbre a los empleos de millones de mexicanos.

“El Cuarto de Junto está a disposición del Senado para profundizar en el análisis del T-MEC”, refirió.

En su oportunidad, Moisés Kalach, coordinador del Cuarto de Junto, expreso su confianza en que sea ratificado este verano a pesar de las diferencias políticas.

En EU también inicia proceso

También el presidente Donald Trump inició el proceso de ratificación, pero sin que haya llegado a un acuerdo para ello con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. En la práctica, la presentación del proyecto de ley de implementación generalmente se coordina entre el presidente de Estados Unidos y los líderes de la Cámara de Representantes y el Senado.

Pelosi cuestionó que la administración de Trump decidió enviar al Congreso un resumen de los cambios al T-MEC, sin que hayan terminado las conversaciones con el representante comercial de la Casa Blanca, Robert Lighthizer, para garantizar que el T-MEC beneficie a trabajadores estadounidenses.

[email protected]