El presidente Trump anunció este domingo que eligió a Mark Morgan para encabezar el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), sorprendiendo a los principales dirigentes de la agencia.

"Me complace informar a todos aquellos que creen en una Política de Inmigración sólida, justa y firme que Mark Morgan se unirá a la Administración Trump como el jefe de nuestros trabajadores y trabajadoras de ICE", escribió Trump en un tuit. “Mark es un verdadero creyente y patriota estadounidense. ¡Hará un gran trabajo!”.

Los líderes de ICE no sabían que Trump había elegido a Morgan y se enteraron de la decisión por el tuit del presidente estadounidense, según informaron dos altos funcionarios de la administración.

"El liderazgo de ICE no tuvo aviso previo de la selección de Morgan antes del tuit", dijo un alto funcionario de la administración.

Morgan, un oficial de carrera del FBI que se desempeñó como director de Aduanas y Protección Fronteriza al final de la administración de Barack Obama, ha hablado públicamente a favor de los esfuerzos de Trump para construir un muro a lo largo de la frontera con México.

Aún no está claro si Trump nominó formalmente a Morgan para el puesto, pues requiere la confirmación del Senado.

Morgan se había visto obligado a abandonar la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) al comienzo de la administración Trump. Pero más tarde surgió como un partidario de la administración y dijo que creía que el muro era un componente importante de la seguridad nacional, y dijo en una entrevista que "el muro funciona".

Instó a Trump a presionar para obtener fondos para el muro fronterizo a pesar de la oposición de los legisladores.

"Me removieron del cargo. Me levanto y digo: 'Debería sentir desdén por ellos, pero no lo haré porque tienen razón'”, dijo Morgan al sitio web Law and Crime en enero. "Puedo levantarme y decirles que tienen razón porque es lo correcto para este país. Le ruego al presidente que mantenga el rumbo".

El mes pasado, Trump retiró la nominación de Ronald Vitiello, un veterano de 30 años de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, y el principal funcionario de ICE, diciendo que quería a alguien más "duro" en el trabajo.

"Ron es un buen hombre", dijo Trump a los periodistas en ese momento. "Pero vamos en una dirección más dura. Queremos ir en una dirección más dura".

La decisión del presidente sobre Vitiello fue una sorpresa tal que algunos funcionarios de Estados Unidos pensaron que la Casa Blanca había cometido un error administrativo.

Pero el apoyo de Trump a Vitiello se desvaneció luego de las quejas de Stephen Miller, el asesor de la Casa Blanca que encabeza la política de inmigración del gobierno, de las que The Washington Post informó en su momento.