El presidente Donald Trump ha dejado inoperante al Órgano de Apelación de la Organización Mundial de Comercio (OMC), sin que ahora pueda resolver casos en última instancia que involucren a Estados Unidos.

Con sede en Ginebra, Suiza, el Órgano de Apelación está integrado por siete personas y puede confirmar, modificar o revocar las constataciones y conclusiones jurídicas de un tribunal (grupo especial); asimismo, los informes del Órgano de Apelación, una vez adoptados por el Órgano de Solución de Diferencias, deben ser aceptados por las partes de la diferencia.

Para resolver en la materia, se requieren tres de los siete jueces, los cuales se van rotando conforme se presentan los casos.

Pero de esos siete jueces, desde septiembre pasado sólo hay tres, de India, Estados Unidos y China, y partir del 11 de diciembre próximo, sólo quedará el de China.

Actualmente, estos jueces no pueden dirimir conflictos comerciales relacionados con Estados Unidos, China e India, ya que se acostumbra que en el panel de tres que revisan las apelaciones no esté el miembro del país implicado.

“El hecho de que Estados Unidos, el principal actor en el sistema, esté bloqueando este mecanismo sí es un motivo de gran preocupación”, dijo Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía.

“El no tener reglas claras, el no tener un sistema multilateral de comercio fuerte sí es preocupante para la economía mundial, para el comercio internacional, porque puede llegar a un punto en donde las reglas del comercio internacional tengan menos efectividad, y eso para México sí es preocupante”, enfatizó.

Sin un órgano a nivel mundial que dirima las controversias comerciales, México corre el riesgo de sufrir más prácticas desleales de países con economías más grandes, como Estados Unidos, quien es su principal socio comercial, o China, quien es el mayor comercializador de bienes del mundo, debido a su poder para tomar, en esa circunstancia, medidas unilaterales.

La OMC cuenta con tres pilares primordiales: la administración de los acuerdos derivados de la Ronda Uruguay; la solución de diferencias, y la negociación de nuevas disciplinas y reducción de aranceles y otras barreras al comercio.

“La OMC está enfrentando muy importantes retos que tienen que ver con la falta de un liderazgo claro con respecto hacia a dónde queremos llevar el sistema multilateral de comercio”, advirtió De la Mora.

El Órgano de Apelación está integrado por siete miembros nombrados por el Órgano de Solución de Diferencias para ejercer un mandato de cuatro años. Cada uno de ellos puede ser nombrado nuevamente por otro mandato de cuatro años. Los mandatos se escalonan, para que los miembros no inicien y concluyan sus respectivos mandatos al mismo tiempo.

“Hay retos muy significativos para el sistema multilateral de comercio, donde uno de los pilares fundamentales de la organización es el mecanismo de solución de diferencias”, añadió.

La OMC es el foro comercial más importante a nivel mundial, siendo la única institución que se ocupa de las normas que rigen el comercio internacional entre los países, mediante un marco multilateral de disciplinas que establecen los principios de la liberalización, así como las flexibilidades permitidas.

“El mecanismo de solución de diferencias es el pilar que le da credibilidad a la organización y que le da credibilidad también a los compromisos que los países hemos adquirido”, dijo De la Mora. En paralelo, han aumentado el proteccionismo. Un reporte de la OMC sobre las medidas comerciales del G20 muestra que el valor del comercio abarcado por las nuevas medidas de restricción de las importaciones introducidas durante el periodo de octubre del 2018 a mayo del 2019 fue más de 3.5 veces superior al promedio desde mayo del 2012, cuando el informe comenzó a incluir datos sobre el valor del comercio abarcado. El informe constata que el valor del comercio abarcado, que asciende a 335,900 millones de dólares durante el periodo, es el segundo valor más alto de que se tiene registro, después de los 480,900 millones comunicados en el lapso anterior.

Importancia del órgano de apelación

  • La OMC cuenta con más de 160 Miembros, que representan 98% del comercio mundial.
  • La OMC se ocupa de la solución de las diferencias comerciales entre sus miembros
  • Los miembros del Órgano de Apelación deben ser personas de prestigio reconocido, con competencia técnica acreditada en derecho y en comercio internacional.
  • Se requiere además que no estén vinculados a ningún gobierno y que sean representativos en términos generales de la composición de la OMC.
  • El Órgano de Apelación está integrado por siete miembros nombrados por el Órgano de Solución de Diferencias (OSD) para ejercer un mandato de cuatro años.
  • Se selecciona, para conocer de cada apelación, una sección integrada por tres miembros del Órgano de Apelación; cada sección elige a su presidente.
  • El procedimiento de selección de las secciones está destinado a garantizar los principios de la selección aleatoria y imprevisibilidad de la selección.
  • También bajo el principio de oportunidad de actuar de todos los Miembros con independencia de su origen nacional.

[email protected]