A diferencia de sus competidoras japonesas, la automotriz Toyota pospondrá su plan de inversiones para su planta en México, además del proyecto de ensamble de un vehículo ligero y la llegada del modelo Lexus, dijeron sus directivos.

José Manuel del Barrio, quien tomará la Presidencia de la compañía a partir del siguiente mes, dijo que Toyota se encuentra en un proceso de ajuste de operaciones y negocios a nivel mundial, en donde tiene por objetivo optimizar producción con plantas instaladas, principalmente en Estados Unidos, y de esa forma recuperar terreno perdido luego del desastre natural ocurrido en Japón el año pasado, así como la apreciación de su moneda, el yen.

Adolfo Hegewisch, presidente en turno de Toyota, precisó que la empresa continuará la transferencia de producción de Japón a Estados Unidos y será en un nuevo plazo cuando se requiera de nuevas plantas de fabricación, y ahí estará México como la número uno en la lista , expresó.

El ejecutivo dijo que entre los pendientes que deja está el concretar una nueva planta armadora en México, la cual se había anunciado como proyecto hace unos meses. No obstante, agregó Hegewisch, los chairman de Toyota saben que México es prioridad .

Con el plan de consolidación de la red de distribución de vehículos y la recuperación de la afectación del 2011, Toyota México prevé crecer 9% en el 2012, tasa mayor a la expectativa de incremento del mercado automotor total, previsto en 6 por ciento.

La automotriz nipona, considerada como la marca más valiosa a nivel mundial en su ramo, busca comercializar más de 52,000 vehículos, lo que representaría una participación de 5.52% del mercado ante un pronóstico de industria de 960,900 unidades.

Hoy, Toyota cuenta con una planta de ensamble ubicada en Baja California, cerca de Mexicali, que produce la pick up Tundra para el mercado doméstico y la exportación, así como cajas de camioneta.

[email protected]