Tesco, el tercer minorista más grande del mundo, planea contratar 20,000 nuevos trabajadores permanentes en Reino Unido como un esfuerzo por recuperar terreno frente a sus rivales, después de emitir una sorpresiva advertencia de ganancias en enero.

El grupo minorista, que opera alrededor de 5,400 tiendas en 14 países, indicó que había captado 602 millones de dólares tras sacar a la Bolsa en Tailandia un fondo inmobiliario que le dará recursos para expandirse Asia.

El primer ministro británico, David Cameron, calificó el impulso de contratación de Tesco, el mayor empleador del sector privado de Gran Bretaña, como un enorme golpe de confianza para la economía del Reino Unido .

Sin embargo, la cifra parece pequeña frente a los aproximadamente 700,000 empleos que el gobierno está recortando en el sector público como parte de su iniciativa por eliminar el enorme déficit presupuestario del país.

El número beneficiarios por desempleo en Gran Bretaña subió en 6,900 en enero y los jóvenes que buscan empleo superaron el millón.

Cualquier creación de empleos es una buena noticia, pero el impulso real a la economía en cuanto al poder de gasto probablemente habrá de ser bastante limitado , dijo el economista en jefe de IHS Global Insight, Howard Archer.

En la industria minorista cuestionaron si Tesco cumpliría realmente sus propósitos.

Los supermercados tienen un historial de hacer promesas que no pueden mantener en creación de empleos , dijo James Lowman, presidente ejecutivo de la Association of Convenience Stores.

empresas@eleconomista.com.mx