Durante julio del 2021 las ventas de automóviles nuevos volvieron a registrar una ligera baja en medio de la recuperación económica. 

Justo en línea con la consolidación de la tercera ola de Covid-19, la incertidumbre laboral y el nivel de inflación la comercialización de autos cayó 7.3% sólo en un mes (de junio a julio). 

De acuerdo con cifras de la AMIA (Asociación Mexicana de la Industria Automotriz) publicados por el Inegi durante este séptimo mes del año se vendieron apenas 82,157 unidades nuevas en el mercado nacional. Este resultado, además, implica un número todavía lejano a los niveles prepandemia: en julio del 2019 se comercializaron 106,104 automóviles nuevos.

Por su parte, pese al freno que se observa en el proceso de recuperación, lo cierto es que este año ha sido significativamente mejor que el 2020, cuando llegó la pandemia. Durante dicho año las ventas alcanzaron el mínimo de ventas para un julio desde el 2011: 72,921 autos.

Además de la tercera ola de Covid-19; las presiones inflacionarias y la moderación de los consumidores podría estar presionando el nivel de compras en el mercado interno. Especialmente al tratarse de bienes duraderos como los automóviles. 

De hecho, en la más reciente publicación del Índice de Confianza del Consumidor, se observó que justamente el rubro que evalúa las posibilidades autorreportadas de los mexicanos para adquirir un auto nuevo o usado en los próximos dos años son las más bajas de todos los rubros. El nivel del índice de ubicó en apenas 12.1 puntos, muy por debajo del umbral mínimo de 50. Estos datos reflejan que entre las prioridades de compra, un automóvil es en la que menos confianza tienen los hogares del país. 

Por su parte, también se ha observado en lo que va del 2021 un aumento generalizado de los precios al consumidor. Especialmente, al menos al corte de la primera quincena de julio, se observó un encarecimiento importante en los automóviles. Sólo en una quincena el nivel de precios de los automóviles aumentó 0.69%, siendo uno de los 10 productos con más incidencia en el INPC (Índice Nacional de Precios al Consumidor).

En general, la industria automotriz se ha recuperado de manera importante de la crisis inédita que implicó la Covid-19, especialmente en los rubros de producción y exportación de vehículos. Sin embargo, las ventas de autos en el interior del país continúan recuperándose a ritmo lento y lejos de registros prepandemia. Las firmas que continúan siendo líderes en el mercado mexicano son Nissan, General Motors y Toyota; en conjunto sus ventas representan cerca del 41% del total.