Con la compra del 100% de las acciones de Telecable por 3,000 millones de pesos y 7,200 millones más en deuda, Grupo Televisa entra de lleno al negocio del cable en Jalisco, el Bajío y todo el occidente del país, y mete además presión a Megacable, la firma líder del sector en la región.

Telecable, marca comercial de Cablevisión Red, tiene su foco en el estado de Jalisco y avanza con su presencia en otros nueve estados del centro y del Bajío, y con interés por afianzarse en Chiapas y Tamaulipas. Al cierre del tercer trimestre del 2014, la cablera, entonces perteneciente al Grupo Hevi, llegaba a 1 millón 400,000 usuarios a través de una oferta de servicios de televisión de paga, Internet y telefonía.

Megacable, por su parte, llegó al mismo periodo a un total de 4 millones 178,000 clientes en la veintena de estados donde mantiene operaciones. Su foco que más le reportan ingresos son los servicios de video, con 2.3 millones de abonados, segmento que facilitó a Megacable lograr 208,000 usuarios nuevos únicos en el tercer trimestre del 2014.

Con su arribo al occidente de México, Grupo Televisa cierra la pinza para ampliar su presencia en el negocio de cable de todo el país, coincidieron expertos del sector, luego que la principal televisora del país se expande con Cablevisión en el Distrito Federal, con Cablemás y Cablecom en el centro y sureste, y con TVI en Monterrey y el noreste de la República.

La adquisición de Telecable es el siguiente paso de Televisa para llevar a su oferta de telefonía, Internet y TV de paga denominada comercialmente como Izzi Telecom a una región donde ha conseguido crecer con menor éxito.

Esta compra supone además acción que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) debe atender, ante una expansión que pareciera desmedida de la televisora en el mercado del cable, añadieron los expertos consultados.

Con la legislación, como quedó en el Artículo 9 transitorio, se puede consolidar cualquier empresa del sector mientras exista un agente dominante… se están permitiendo acciones de estas características y el órgano regulador no puede imponer regulaciones de tipo social a nadie; se están promoviendo acciones de espíritu monopólico , consideró Jorge Fernando Negrete, director general en Mediatelecom Policy & Law.

Tras el arribo de Televisa en el negocio del cable en Jalisco, Megacable deberá evaluar con mayor inteligencia sus estrategias comerciales y dirigir sus esfuerzos a los segmentos de mayor crecimiento y mejores ingresos, como la banda ancha y los servicios de video.

En banda ancha, Megacable tiene potencial para crecer. Aquí es donde puede fortalecerse de cara a la competencia que vendría con Televisa. En telefonía, el efecto de no cobrar larga distancia a usuarios puede nivelar la ventaja que ofrecía Izzi. Internet residencial y clientes corporativos serían los segmentos en donde Megacable también puede crecer , comentó Jesús Romo, analista de Telconomia.

Megacable también puede probar, si no es que ya lo está haciendo, con la oferta de servicios de video sobre Internet, y además reforzar su presencia con una modificación de paquetes dirigidos a segmentos específicos, expuso Jorge Fernando Negrete.

Aún con nuevas estrategias, Megacable enfrentará presiones en la región donde mayor presencia tiene, añadió el analista.

Megacable va a tener problemas. Le va a costar trabajo adquirir programación, porque los mejores precios los va a tener Cablevisión. Con la compra de esta empresa (Telecable), la red de Televisa será mayor y más robusta que la de Megacable. Por ahí estarán las presiones de Megacable; su ventaja es su marca , dijo el jefe de Mediatelecom.

Queda, por ahora, una eventual compra de Megacable por Grupo Televisa, dado que el IFT entraría de lleno a revisar esta acción, incluso a frenarla desde su inicio.

Televisa no creo que esté interesada en comprar a Megacable por su red... son socios en el consorcio que ganó operación de fibra oscura a CFE y el IFT entraría a revisar; es difícil ese escenario , opinó Jesús Romo.

Megacable reportó ingresos por 2,880 millones de pesos en el tercer trimestre del 2014. Cablevisión Red, controladora de Telecable, enfrenta una deuda de 7,200 millones de dólares, según un comunicado de Televisa.

La televisora prometió en un reporte enviado a la BMV que Telecable logrará 1,000 millones de pesos en utilidad bruta en el 2015 gracias a las 650,000 unidades generadoras de ingresos, luego de su adhesión a esta empresa.

nlb