La dirección de Telefónica España ha tomado una decisión estratégica de relevancia: va a reducir drásticamente el modelo de outsourcing. Así, la operadora está decidida a reducir la externalización de actividades a favor de terceras empresas. La compañía, bajo la dirección de Luis Miguel Gilpérez, quiere ampliar el proceso de internalización de tareas, para que sean llevadas a cabo por empleados de la propia operadora.

Telefónica va a realizar una amplia auditoría interna para identificar qué actividades hacen ahora empresas proveedoras, y que pueden ser hechas por trabajadores de la teleco. En principio, se van a revisar todas las áreas: financiera, comercial, jurídica, operaciones... Fuentes conocedoras del proceso indican que la dirección de Telefónica España está definiendo un modelo nuevo de funcionamiento para el que es necesario hacer una valoración tanto cuantitativa como cualitativa de las actividades que se van a someter a cambios con esta nueva estrategia.

El proceso, que seguirá durante 2013, ya ha empezado. Y una de las áreas por donde va a comenzar este ambicioso movimiento de reducción del outsourcing es el área de operaciones. Así, los responsables de Telefónica señalaron en la última reunión de la comisión de esta área, celebrada hace pocos días, que la teleco va a profundizar en la internalización de tareas.

La compañía ha propuesto a los sindicatos varias tareas en este ámbito. Una de ellas es la actividad de diseño de actuaciones de planta externa, que van a ser desarrolladas por encargados de operación y delineantes de las unidades de ingeniería en todo el ámbito nacional. En principio, estas tareas corresponderán al diseño de redes de distribución así como a proyectos de redes de fibra óptica hasta el hogar (FTTH en el acrónimo anglosajón).

Un segmento este último en el que Telefónica está haciendo un gran esfuerzo inversor (la inversión en 2012 rondará los 300 millones) y que se está convirtiendo en una de las apuestas estratégicas del grupo con gran presencia en las nuevas ofertas comerciales como Movistar Fusión. En principio, no abarcará a obra civil ni proyectos específicos por ser actividades propias de personal técnico.

INTERNALIZACIÓN EN LA FIBRA

Telefónica ha propuesto la internalización de las actividades en el despliegue de FTTH, especialmente en tareas como los empalmes de fusión de fibras en las centrales así como la instalación y configuración de los equipos de terminación de la red óptica (Oltrom), y las pruebas de continuidad y calidad del proyecto de fibra extremo a extremo.

Por el momento, según los planes de despliegue establecidos, esta internalización de tareas se llevará a cabo en provincias como Madrid, Barcelona, Valencia, Vizcaya, Zaragoza, Málaga, Sevilla, Valladolid, Jaén, Cádiz, Gerona, Murcia, Navarra, Guipúzcoa, Mallorca, Las Palmas y Tenerife.

En alianza informativa con

MFH