Telefônica Brasil SA busca una agresiva expansión orgánica en los próximos tres años con un enfoque especial en el segmento de banda ancha, dijeron el lunes ejecutivos de la mayor firma de telecomunicaciones del país sudamericano.

En una presentación a inversores y analistas en Nueva York, el presidente ejecutivo de Telefônica Brasil, Eduardo Navarro, dijo que la compañía planea realizar inversiones de capital por 24,000 millones de reales (7,370 millones de dólares) en los próximos tres años.

La cifra es muy superior a los planes de rivales como TIM Participações SA, la unidad brasileña de la italiana Telecom Italia SpA.

La compañía también desembolsará 2,500 millones de reales para acelerar la expansión de su red de fibra óptica, que Telefônica Brasil y sus rivales consideran clave, especialmente en momentos en que los mercados de TV paga y telefonía móvil se estancan en el país.

"La fibra (óptica) es algo que estamos haciendo muy agresivamente en España y aquí en Brasil. La demanda de banda ultra ancha es enorme", dijo Navarro, refiriéndose al grupo Telefónica en su conjunto.

"Cuando consideras nuestra experiencia de España tenemos grandes ventajas. España tiene la mayor penetración de fibra en Occidente, y queremos reproducir eso en Brasil", agregó.

Por el lado de los costos, la firma dijo que planea ahorrar 1,200 millones de reales para el 2020 a través de la digitalización, con un flujo de caja operativo que llegaría "al menos" al 20% de los ingresos en tres años, por encima del nivel actual de 15.4 por ciento.

En términos de dividendos, el director financiero David Melcon dijo que la empresa continuaría por un camino similar. "Debido a que tenemos un bajo apalancamiento, podemos seguir con una remuneración similar para los accionistas", declaró.

abr