Radiomóvil Dipsa S.A. de C.V., controladora de marca Telcel, solicitó al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) el estudio y la posterior autorización formal para la prestación de servicios móviles desde la banda de los 3500 Megahercios (3.5 GHz), que recientemente adquirió de Telmex y Axtel.

La solicitud de Telcel lleva seis meses en estudio en el IFT, presumió la compañía. La autoridad no se ha manifestado todavía sobre esta petición.

Las bandas de los 3500 MHz tienen autorizada en México la prestación de servicios inalámbricos fijos y Telcel se interesa en la modificación de sus títulos de concesión para comercializar productos móviles de 5G y/o en combinación con Internet de las cosas (IoT), por la naturaleza técnica de estas bandas radioeléctricas que también son propicias para explotarse en esa nuevas tecnologías.

Telcel adquirió de Telmex sus concesiones sobre la banda de 3.5 GHz, un insumo de 50 MHz de ancho de banda que Telcel utilizará para el despliegue redes de quinta generación y en tanto el IFT autorice la modificación a los títulos de concesión, esa compañía ya puede ofrecer al mercado un servicio inalámbrico fijo de 5G.

Aparte, Telcel también convino con Axtel la compraventa de otro paquete de 50 MHz con alcance nacional en México, con lo que Telcel se hace hoy con un total de 100 MHz de esa banda.

Las concesiones que en los 3.5 GHz que fueron de Telmex vencerán en el año 2040 y las que pertenecieron a Axtel vencerán en el año 2038.

América Móvil, dueña de Telcel, recientemente consiguió que su filial peruana Claro tenga la oportunidad de ofrecer servicios móviles e inalámbricos fijos desde la banda de los 3500 MHz (3.5 GHz), a través de tecnologías WiMAX, LTE y 5G, con lo que ese país se convierte en una de las primeras naciones de América en permitir que los operadores exploten esa banda de la manera comercial que mejor haga sentido a su negocio.