El sector comercio, servicios y turismo de México alertó que de no poner en marcha el ducto de gas natural de Texas a Tuxpan, en los próximos días las tarifas eléctricas podrían enfrentar incremento de costos ante la presencia del verano, sobre todo en la Península de Yucatán, mientras que la industria se vería obligada a producir con insumos en precios elevados que sacarían de competitividad a las empresas mexicanas.

José Manuel López Campos, presidente de la Concanaco, recordó que el año pasado las tarifas eléctricas aumentaron hasta 70% para las empresas durante la estación de verano, ante la falta de gas natural.

“La mayor preocupación de no resolverse en el corto plazo es que estamos en la temporada de verano de mayor temperatura y aumenta el consumo de manera cíclica en la región y ya tuvimos los problemas de transmisión en Campeche impidió que se abasteciera de Chiapas. es apremiante y tenemos optimismo de que se logre un acuerdo entre las partes”, acotó el dirigente empresarial en el marco del anuncio de la 3 en Feria de la Guayabera en Tequik, Yucatán.

A diferencia del argumento que dio la Comisión Federal de Electricidad (CFE) sobre que el ducto de Texas, el cual sólo surtiría a la misma CFE, el presidente de la Concanaco dijo que el gas natural servirá no solo para las plantas generadoras de energía sino también para la industria.

Actualmente hay un abasto de 30% de gas natural para el consumo, pero de implementar la operación del nuevo ducto en litigio se alcanzaría el 100% de abasto, que ayudaría a las empresas a operar con costos más bajos y sin impacto de operaciones, paros ni desempleo.