TIM, controlado por el europeo Telecom Italia y tercer operador del mercado móvil brasileño por volumen de usuarios e ingresos, presentó un recurso legal que puede complicar la compraventa de Nextel Brasil a favor de América Móvil, transacción que recientemente fue aprobada por todas las autoridades reguladoras brasileñas.

Este operador, que al segundo trimestre del año atendía a 54.9 millones de usuarios móviles contra 56.5 millones de Claro de AMX, interpuso un recurso para tratar de modificar la decisión del Comité Administrativo de Defensa Económica o CADE, una primera instancia del Estado brasileño que en septiembre validó la compra de Nextel por 950 millones de dólares.

A parecer de TIM, la determinación tomada por el CADE dañaría a la competencia del mercado al permitir la fusión de Nextel con Claro, por lo que propuso que se establezca una condición regulatoria que obligue a Claro a compartir el espectro de Nextel con terceros en los siguientes tres años o el tiempo necesario que TIM tarde en conseguir más frecuencias de espectro por debajo de las bandas de los 3 Gigahertz, las llamadas bandas medias y bajas y con mejor naturaleza para la cobertura y capacidad de servicios.

De esta manera inicia un tiempo indeterminado para que el gobierno brasileño resuelva la petición de TIM y ello podría complicar los tiempos de la fusión Nextel-Claro, prevista para cerrarse definitivamente en marzo de 2020, de acuerdo con TeleSemana

En septiembre pasado, el CADE aprobó sin ninguna restricción la compraventa de Nextel por Claro en 950 millones de dólares, una operación que incluyó el traspaso de 3.3 millones de usuarios y espectro en frecuencias de 800 MHz, de 1.9 GHz y en 1.7/2.1 GHz que reforzarán a Claro como el segundo operador del mercado móvil brasileño, con casi 60 millones de usuarios y con presencia de cobertura de servicios inalámbricos fijo/móvil para el 97% de la población brasileña.

El CADE argumentó entonces que Nextel es un operador predominantemente regional, con baja cuota de mercado con respecto al resto de sus competidores en el negocio móvil y que éstos cuentan con la capacidad para competir en precio y calidad en prácticamente cualquier mercado geográfico de Brasil donde operan tanto Nextel de NII Holdings como Claro de América Móvil.

Esa autoridad comentó también en aquella ocasión que la integración de Nextel a Claro reducirá el número de operadores en el mercado brasileño, pero estimó que dicha concentración, en un momento de irrupción de las redes de 5G, vendrá a presionar la competencia en el desarrollo de nuevos mercados y servicios de valor agregado en aquel país. 

Hace unas semanas, el gobierno brasileño autorizó en definitiva la fusión Claro-Nextel con una serie de condiciones en materia de espectro radioeléctrico.

Entonces, el regulador Anatel impuso la condición de que todo el proceso de integración de Nextel a Claro debería realizarse en un periodo máximo de seis meses contados a partir de que su resolución fuese notificada a las partes, ya en octubre.

La Anatel determinó que en un plazo de dos meses tanto Claro como Nextel deberán adecuar sus límites de tenencia espectral en la banda de los 850 MHz, porque en esa banda de frecuencias la combinación de ambas marcas superará el umbral del 35% de tenencia espectral máximo permitido para un operador, e impuso además un plazo de seis meses para que se eliminaran las duplicidades de licencias entregadas para ofrecer servicios de telecomunicaciones y a tener que demostrar ese cumplimiento en un máximo de dieciocho meses.

Para la Agencia Nacional de Telecomunicaciones, la compraventa de Nextel de NII Holdings por Claro de América Móvil no coloca a este operador en una posición de dominancia en los mercados de Río de Janeiro y Sao Paulo, donde se concentra el 99% de los usuarios de Nextel, un asunto que había sido objeto de preocupación para los competidores de Claro, principalmente por TIM de Telecom Italia.

La Anatel indicó que la participación de mercado de Telefónica allí, del 60% de todo el negocio celular, impediría que Claro eventualmente se convierta en una marca dominante en ambas plazas, en tanto que su robustecimiento gracias a Nextel hará más aguerrida la competencia en esas dos ciudades que son las más importantes de Brasil.

Claro ya tenía alrededor del 20% del mercado móvil en las plazas de Sao Paulo y Río de Janeiro previo a la fusión con Nextel.

TIM ahora complica los planes de Claro, que además de comprar a Nextel por su volumen de usuarios, se interesó en las frecuencias de ese operador, algunos bloques de alcance nacional, para futuros servicios de 5G o para reforzar la red 4G y 4.5G que América Móvil construye en Brasil.