El Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje (TFCA) validó la 47 sesión extraordinaria del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en la que Juan Díaz pidió licencia definitiva como dirigente nacional del magisterio.

El sindicato indicó que con la validación de los acuerdos tomados en la sesión extraordinaria se dio también legalidad al nombramiento del secretario general, Alfonso Cepeda Salas, quien asumió las obligaciones y atribuciones de la dirigencia nacional.

“Con lo anterior quedó eliminada la presidencia del SNTE por lo que nadie podrá reclamar esa figura”, indicó el sindicato en clara referencia a las declaraciones de la exdirigente sindical, Elba Esther Gordillo, quien en fechas recientes ha anunciado que buscaría recuperar la conducción de uno de los sindicatos más grandes de América Latina ya que nunca se le destituyó como presidenta.

Ante la notificación, Cepeda Salas hizo votos para que al interior del magisterio se encuentren los puntos de acuerdo con los cuales se pueda mantener unido al gremio.

“Que siga siendo una organización fuerte, una organización cohesionada, una organización con carácter nacional y unitario y que tanto los compañeros jubilados como los compañeros en activo se sientan parte como siempre de este gran sindicato”, dijo. Asimismo, Cepeda Salas afirmó que, con la entrega de la toma de nota del Tribunal Federal, cuya decisión fue unánime en los 24 magistrados que lo integran se da legalidad a la actual dirigencia del magisterio. El acuerdo validado, expuso, equivale a desaparecer la presidencia nacional del SNTE para que en fechas posteriores se cree nuevamente en un congreso del magisterio.

Reiteró que se buscará generar una reconciliación entre las diferentes expresiones al interior del sindicato. Las fracciones “se han visto distanciadas en los últimos meses” por lo que dijo se buscará que haya una unificación al interior.

[email protected]