“Con Selina vamos a revolucionar la industria de la hospitalidad a nivel mundial con la operación de 300 hoteles en ciudades o playas (llevan 15). Somos disruptivos”, asegura Rafael Museri, su presidente y cofundador.

En México desean tener 30, en un máximo de dos años, lo cual implicará inversiones cercanas a los 40 millones de dólares. Los primeros estarán en Puerto Escondido, San Cristóbal de las Casas, San Miguel de Allende, Cancún, Riviera Maya, la Ciudad de México y Mérida.

Su modelo de negocio, centrado al segmento millennial, está basado en la administración de hoteles por 20 o 30 años, los cuales son intervenidos por artistas locales para generarle su identidad y permiten ofrecer alternativas de alojamiento de 10 a 300 dólares, desde habitaciones premium hasta dormitorios compartidos, en donde el servicio es una “experiencia única”.

En algunos casos se pueden rentar habitaciones por meses y se ofrecen los servicios de coworking y ofertas turísticas, con la marca Selina Explore.

Durante el 2016 abrieron los primeros seis hoteles de la marca (relacionada con un nombre latino, es fácil de pronunciar en varios idiomas y que el diccionario urbano define como “la chica más increíble con la que tendrás la suerte de conocer: amable, generosa, increíblemente inteligente, absolutamente deslumbrante, aunque diga que no”) en Panamá, Costa Rica, Nicaragua y Colombia y Guatemala. Al cierre del presente año habrán llegado a 24.

En México, el emblemático Hotel Virreyes, ubicado en el centro de la Ciudad de México y propiedad del empresario Carlos Slim, operará bajo la marca Selina a partir del primer bimestre del 2018 y “ayudaremos a cambiar la zona, ofreciendo un nuevo contexto socioeconómico”.

En sus restaurantes se ofrecen desayunos por cinco dólares y en las zonas comunes de los mismos pueden convivir los huéspedes y visitantes externos “como una gran comunidad”.

Museri explica que junto con su socio Daniel Rudasevski forma parte del Grupo Dekel, dedicado al mundo de los bienes raíces, y se percataron en el 2013 que en la industria de la hospitalidad carecía un concepto que funcionara bien para millenials, toda vez que su opción son los hostales, y aunque hay algunos tipo boutique, no son suficientes para responder a las necesidades actuales.

Así, decidieron iniciar un estudio de mercado financiado por Dekel por más de 120 hostales en Miami, Nueva York, Londres, Ámsterdam, Alemania, Perú o Colombia, donde durmieron en habitaciones compartidas, lo que les permitió conocer de primera mano los requerimientos de los jóvenes.

“Decidimos que íbamos a poner en un mismo lugar habitaciones boutique y una cama en dormitorio compartido, por ejemplo, y que en las áreas comunes se trataría a la gente sin ninguna distinción”, explica. Para hacer realidad la apertura de 300 hoteles en el mundo, decidieron llamar a la persona que se encargaba de la expansión internacional de la cadena de hoteles Marriott, quien aceptó con gusto.

En los siguientes, meses, Museri asegura que la experiencia Selina se trasmitirá de boca en boca y que no está en sus planes elaborar alguna campaña de publicidad. “Cuando tienes un producto bueno no necesitas más que trabajar”, explica.