La segunda subasta de largo plazo para adquisición de energía para el suministro básico por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que se realizará tendrá una participación de 60% de oferentes fotovoltaicos y, a diferencia del proceso anterior, el gobierno espera adjudicar potencia disponible en las 100 horas con mayor demanda del año, ya que aumentó 168 veces el precio que la estatal está dispuesta a pagar por este rubro, que atraerá incluso a generadores fósiles, como detallaron la Subsecretaría de Electricidad y el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace).

César Emiliano Hernández, subsecretario de Electricidad, y Eduardo Meraz, director del Cenace, explicaron que la expectativa del gobierno será lograr inversiones de por lo menos 2,600 millones de dólares en las nuevas plantas que los privados comenzarán a operar a partir del 2019, luego de que la suma de las ofertas de venta recibidas superó seis veces la demanda de potencia y 10 veces la de energía y Certificados de Energía Limpia (CEL) requeridas por la estatal.

Con ello, las 66 empresas precalificadas que presentaron 515 ofertas de venta con garantías de seriedad sumaron propuestas por 9,292 megawatts en potencia, cuando el requerimiento fue de 1,483 megawatts; para energía, la suma de las ofertas asciende a 104.4 millones de megawatts-hora, contra los 10.62 millones de megas requeridos, mientras que para los CEL, la oferta conjunta fue de 105.8 millones de unidades, cuando la demanda fue de 10.62 millones de certificados. Para este proceso, la estatal aumentó su demanda de potencia de 1,000 a 1,483 megawatts en comparación con la primera subasta que se celebró en marzo, mientras que en energía constante y CEL pasó de 6.36 a 10.62 millones de megawatts hora de energía CEL.

Sin embargo, gracias a que la subasta anterior tiró los precios internacionales de las energías fotovoltaica y eólica que se situaron en 35 y 46 dólares, respectivamente , la CFE redujo su precio unitario de compra, de 884 a 750 pesos (44.2 dólares) por megawatt-hora en energía y de 444 a 375 pesos por cada CEL.

Potencia para fósiles

Dado que en la primera subasta quedó desierta la adjudicación de potencia, el precio unitario por megawatt-hora al año que la estatal ofreció pagarle a las centrales que se construyan para ofrecer este producto pasó de 10,000 pesos a 1 millón 688,706 pesos entre una subasta y otra, lo que atrajo participantes con tecnologías fósiles como ciclos combinados a gas natural, además de que incentivó a que los renovables como geotermia, hidroeléctrica e incluso solares y eólicos ofrezcan estos productos. La participación de empresas precalificadas se divide en 60% de solares, 38% eólicos y el restante 2% por parte de generadores de las otras tecnologías, detallaron.

A partir de las 11:00 horas, el sistema de optimización del Cenace ponderará las mejores ofertas por precio, tecnología, zona geográfica y horarios para los siguientes 15 años, para obtener los mejores paquetes combinados de empresas, en una subasta que concluirá cuando la estatal consiga un descuento de 14.6% sobre sus ofertas de compra.

el abc de la subasta:

  • El Cenace conduce la segunda en reversa en la historia, en que la subsidiaria CFE Suministro Básico compra al mismo precio para los próximos 15 y 20 años paquetes de energía, potencia y CEL a empresas radicadas en México que construirán nuevas centrales e iniciarán a operar en el 2019.
  • En el primer proceso, en marzo, se firmaron 18 contratos, 11 de plantas solares y cinco eólicas, con 11 empresas que invertirán 2,600 millones de dólares para la construcción de nuevas plantas en Aguascalientes, Baja California Sur, Coahuila, Guanajuato, Jalisco, Tamaulipas y Yucatán.
  • Con la capacidad instalada de ambas subastas, CFE pretende cubrir 5.8% de sus requerimientos de energía hasta el 2032. De conseguir 85% de la demanda solicitada, la CFE llegará a esta meta.
  • La subasta es realizada a través de un programa que calculará entre 515 ofertas el paquete óptimo para la CFE, ponderando precios, ubicación geográfica que genere ahorros al sistema, horarios de demanda propuestos, tecnologías y limitantes del sistema por cada uno de los 15 años en que se comprará la energía.
  • La CFE espera obtener un descuento combinado entre todas las propuestas de 14.6% de sus requerimientos. Si se logra en la primera ponderación, se cierra la subasta o se vuelve a realizar tres horas después, con nuevas ofertas de las empresas, hasta que se consiga el mejor descuento posible.
  • Para no incurrir en errores como una oferta equivocada que se presentó en la subasta anterior, el sistema cancelará propuestas con precios 90% menores a los planteados por la CFE.
  • Tras la obtención del mejor paquete, el Cenace tiene hasta el 30 de septiembre para evaluar nuevamente las propuestas y emitir el fallo con los ganadores.

[email protected]