El 2012 ya está considerado como el año de mayor dinamismo y crecimiento potencial en materia turística, con lo cual se dejan los cimientos para que el próximo gobierno federal posicione a México en el quinto lugar a nivel mundial de los sitios turísticos, aseveró Gloria Guevara Manzo, secretaria de Turismo.

Reportó que, en lo que va del año, se superó en 5% el crecimiento de la actividad turística obtenido en el 2008, año que se consideraba como el mejor en turismo en México.

También, abundó, el turismo de verano creció 10% con respecto al año 2011, lo cual indica que el turismo recupera espacios frente a otras naciones y pese a las alertas de inseguridad que emiten las autoridades estadounidenses.

Entrevistada luego de la inauguración del Foro de Franquicias que organiza la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), la funcionaria federal destacó que los visitantes extranjeros a México vía aérea registraron en junio crecimiento de 10% contra el mismo mes del 2011 y el incremento acumulado es casi 6%, con el registro de 148 nacionalidades.

En el periodo de verano, tuvimos incremento de 10% de turistas respecto del 2011. El año pasado fue el mejor en la historia turística. Tenemos 15 meses de crecimiento en ocupación hotelera de 70 destinos turísticos. Está muy arriba del año pasado y por arriba del 2008 , destacó Gloria Guevara.

Sobre el tema de las alertas sobre inseguridad que emitió el gobierno de Estados Unidos, la titular de la Sectur respondió que el documento hace referencia sólo a algunas partes, como carreteras de las entidades, porque no se puede generalizar.

Hemos trabajado de la mano con el departamento de Estado de Estados Unidos, pidiendo que sean más concretos y específicos. La recomendación de la Organización Mundial de Turismo en el 2011 a los países es que sigamos esos estándares y sean concretos , comentó.

En su oportunidad, el presidente de la Concanaco, Jorge Dávila, dijo que se trabaja de la mano con la Sectur para posicionar al turismo como una palanca estratégica que active otros sectores económicos, no solamente con la derrama directa que dejan los turistas nacionales y extranjeros, sino a través de la promoción de cadenas productivas, cuyos eslabones sean proveedores nacionales y regionales, con énfasis en la incorporación de las pequeñas y medianas empresas.

La Confederación ya planteó a la próxima administración federal la conveniencia de darle continuidad a este acuerdo, comentó.

lgonzalez@eleconomista.com.mx