Los ingresos de los servicios de telecomunicaciones en México se expandieron 6.7% a 68,152 millones de pesos durante el cuarto trimestre del 2015, confirmando la recuperación que experimentó el sector durante el segundo semestre del año, influida en buena medida por las ventas de equipos celulares, de acuerdo con la consultora The Competitive Intelligence Unit (The CIU).

Durante el primero y el segundo trimestre del año, la facturación sectorial se contrajo 2.7 y 1.8% a tasas anuales, respectivamente, mientras en el tercero los ingresos crecieron 6.1 por ciento. Para todo el año, el monto de ventas se contabilizó en 249,356 millones de pesos, un avance consolidado de 2.2 por ciento.

La dinámica de repunte en el crecimiento de ingresos móviles es atribuible al impulso de las ventas de equipos, aunado a un mayor tráfico de datos e incluso al crecimiento más que proporcional al subsegmento de prepago que registraron las líneas de pospago , indicó The CIU en un reporte firmado por los analistas Fernando Esquivel y Radamés Camargo.

En el último cuarto del año pasado, Telcel facturó 49,366 millones de pesos, 5.1% más con respecto al mismo periodo del 2014, con lo cual participó con 72.4% de los ingresos sectoriales totales.

Con una participación mucho menor en este último renglón (15.8%), AT&T fue el operador más dinámico, pues generó ventas 23% mayores, que equivalieron a 10,770 millones de pesos; en tanto, Movistar tuvo un mal cierre con un ligero retroceso de 0.1% y ventas por 7,921 millones de pesos que participaron con 11.5% del mercado total.

Los incrementos de Telcel y AT&T se dieron a pesar de que durante el cuarto trimestre del 2015 los ingresos promedio por usuario en México se mantuvieron a la baja, con una contracción de 8.8%, gracias a la reducción de precios asociada a una competencia más intensa (que no a un efecto de la regulación asimétrica que pesa sobre Telcel, aclaró The CIU).

La venta de equipos terminales expresó así su importancia en la facturación de ambas empresas; en Telcel, dicho segmento contó por 33% de sus ingresos totales, mientras que en el caso de AT&T la misma proporción fue de 23 por ciento.

Es importante destacar que este desempeño es en lo principal imputable al esfuerzo de las empresas de telecomunicaciones móviles en términos de inversiones y agresividad comercial, que ha llevado los precios marcadamente a la baja y, con ello, al alza de la penetración de sus servicios , refirió la consultora.

[email protected]