Antalya, Tur. Como parte de las reuniones bilaterales sostenidas en el marco de la cumbre del G-20, el primer ministro de Italia, Matteo Renzi, expresó al presidente Enrique Peña el interés de su país por incrementar sus inversiones en México, principalmente en el sector energético, tras la aprobación de la reforma energética.

Renzi dijo que las reformas estructurales han acrecentado el interés de empresas italianas por invertir en México e incrementar su presencia, al considerar que la relación bilateral tiene un amplio potencial hacia el futuro.

Destacó la confianza de los empresarios italianos en el crecimiento económico de México y en su estabilidad política y económica.

Ambos líderes acordaron el fortalecimiento de la relación económica, comercial y dialogaron sobre temas de la agenda bilateral y acciones para fortalecer vínculos económicos y comerciales.

Dieron seguimiento a los acuerdos de la reunión del 15 de junio, celebrada en Milán, cuando firmaron una serie de instrumentos de cooperación económica en energía, el espacio y la cooperación judicial.

Peña Nieto agradeció la confianza de los inversionistas italianos -presentes en la reunión-, a quienes aseguró que su gobierno ha emprendido políticas para mejorar el clima de negocios y cuidar la estabilidad macroeconómica y las finanzas públicas, e invitó al primer ministro italiano a visitar México el año próximo.

En la reunión participó Claudio Descalzi, CEO de ENI, la principal empresa italiana del sector energético, que tiene participación estatal. Ganó un concurso de la Ronda Uno para explotación de hidrocarburos en aguas someras. Manifestó interés por ampliar en México sus inversiones y dijo que busca una asociación con Petróleos Mexicanos.

El presidente del Consejo de Ministros de Italia dio a conocer que ENEL, empresa del sector eléctrico de su país, dialoga con la Comisión Federal de Electricidad para intercambiar experiencias.