La Secretaría de Salud declaró desierta la licitación nacional para la compra de tamiz neonatal para detectar enfermedades en recién nacidos.

Lo anterior debido a que la convocatoria fue cuestionada por empresas que denunciaron que las reglas de la misma parecían destinadas a premiar al consorcio que ganó ese concurso los últimos tres años, y al que la misma secretaría suspendió el contrato por presuntas irregularidades.

La organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad publicó este lunes 22 de julio que las bases de la licitación para 1 millón 300,000 pruebas de tamiz neonatal pedían requisitos que solo podía cumplir la empresa Tamizaje Plus S.A. de C.V., que ha ganado contratos federales de tamiz en los últimos tres años, y excluían al resto de las empresas concursantes, consorcios que sin embargo venden este tipo de tamizaje a otras entidades gubernamentales.

Aunque ocho empresas emitieron cuestionamientos sobre la licitación en la junta de aclaraciones, solo cuatro en dos alianzas presentaron ofertas.

La alianza de Ensayos y Tamizajes de México S.A. de C.V. y Laboratorios Diagnomol S.A. de C.V., que buscó la licitación en una de las cuatro regiones del país, fue descartada por no cumplir con la técnica de flourescencia automatizada.

Por este requisito, Ensayos y Tamizajes de México se inconformó el pasado fin de semana ante el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, ya que esta prueba es de un laboratorio finlandés y hoy su único distribuidor en México es Tamizaje Plus.

Sin embargo, también se desechó la propuesta de Tamizaje Plus en las cuatro regiones en que competía ya que, señala el fallo, omitieron agregar un certificado de calidad solicitado en los requisitos de la licitación.

"Con fundamento en el artículo 37 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público y 58 de su reglamento, se informa que se declaran desiertas las 4 partidas en esta licitación, por haber sido desechados técnicamente los licitantes que presentaron su propuesta", señala el acta.

 Según la propia Ley Federal de Adquisiciones, cuando se declare desierta una licitación la autoridad convocante podrá modificar los requisitos y convocar a un nuevo procedimiento; en el caso de mantener el carácter y requisitos solicitados en la primera licitación, podrán realizar una invitación a cuando menos tres empresas o realizar adjudicación directa.

Mientras, los estados de la República deben seguir costeando la prueba de tamiz neonatal, esquema en el que se mantienen desde abril de 2019, cuando el gobierno federal acusó que el contrato vigente de compra de tamiz era irregular y suspendió las compras.

El 3 de abril, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que se había suspendido la compra de tamizaje neonatal por presuntas irregularidades administrativas de la empresa que tenía el contrato.

[email protected]