La Secretaría de Economía impulsará una política industrial que refuerce el mercado interno con visión de estado, apoyada del sector privado, y que lleve a México a un mejor modelo de exportación con transferencia de tecnología e inclusión social, dijo Héctor Guerrero Herrera, subsecretario de Industria y Comercio de la dependencia.

Al participar en el Seminario Diálogos para el desarrollo: La estrategia económico-social en México, en la tercera década del siglo XXI, organizado por la Concamin, el IDIC y la UNAM, el subsecretario de  Economía sostuvo que el modelo exportador “no ha logrado ni conseguido ese tren motriz para impulsar a las empresas ni la transferencia de tecnologías”.

Para ello, el gobierno federal revisará políticas públicas y diseñar algunas de éstas que ya no concurran y crear nuevos instrumentos necesarios para elevar la producción competitiva que nos lleve a un mejor modelo de exportación, dijo.

“La transferencia de tecnología ha sido muy débil y es algo que urgentemente necesitamos, que nos lleve a ser un actor relevante en el mercado internacional. En la medida que desarrollemos la política industrial, nos va favorecer sobre todo en los mercados internacionales”, planteó Guerrero, quien asumió el rol que ocupaba Ernesto Acevedo, luego de que éste último pasó a ser director ejecutivo alterno del Banco Mundial.

Ante industriales y académicos destacó la importancia de reforzar el mercado interno en el horizonte de largo, mediano y corto plazo, tanto con producción local y con inversión nacional e internacional para diversificar mercados, a fin de tomar ventaja de la dinámica tecnológica que ocurre en este concepto global y beneficie a nuestro país.

Guerrero Herrera comentó que se combatirá la competencia desleal y actuar con reciprocidad ante aumentos que puedan ocurrir de manera injustificada y de forma unilateral por un país con el que se tenga acuerdo comercial, como es el caso de aranceles u otros tipos de cuotas que se den en el intercambio comercial global.

Es necesario que dichas acciones participen de una revisión, que vayan bien consolidadas y las (políticas públicas) que no han dado los resultados, los esquemas de adecuados, rediseñarlas y si es en su totalidad, pues hacerlo”, agregó.

Recordó que la política “industrial” en el pasado fue ausente, por lo que ahora urge que a la brevedad se comience a trabajar para que se empiece a diseñar lo propio. “Es necesario que la participación de gobierno vaya acompañado con la Iniciativa Privada para favorecer el entendimiento de lo que necesita el mercado y la salida desde un almacén a los mercados”.

La idea es convertir a la política industrial en el atractivo principal de la economía, apuntó el funcionario federal.

Desde la óptica del gobierno federal es indispensable desarrollar una economía de especialización, de valor agregado y talento, donde las personas accedan a los beneficios del desarrollo económico y que se expanda a todas las regiones del país y a más sectores y las mipymes puedan participar en el comercio.