La escasez de combustible empeoró en el sureste de Estados Unidos el miércoles, cuando el cierre de la red de gasoductos de combustible más grande del país entró en su sexto día y las estaciones de gasolina se quedaban sin suministro en algunas ciudades.

Un ataque de ransomware contra Colonial Pipeline la semana pasada detuvo los envíos de combustible de 2.5 millones de barriles por día, en el peor hackeo a la infraestructura energética de Estados Unidos.

El oleoducto se extiende por casi 9,000 km desde las refinerías de petróleo de la Costa del Golfo de Estados Unidos hasta los consumidores en los estados del atlántico medio y sureste.

En Washington, altos funcionarios están analizando las formas de aliviar la escasez de gasolina, dijo la Casa Blanca. Miembros de una comisión del Congreso han solicitado una sesión informativa formal de un grupo de trabajo interinstitucional de la Casa Blanca sobre la respuesta federal al ciberataque.

El martes, la secretaria de Energía, Jennifer Granholm, dijo que el presidente ejecutivo de Colonial indicó que al final del día la compañía podría decidir si puede reiniciar las labores por completo, lo que podría demorar días en completarse.

Colonial Pipeline, de propiedad privada, abrió manualmente partes de la línea para liberar los suministros necesarios en Georgia, Maryland, Nueva Jersey y las Carolinas.

La escasez de suministro provocó el pánico en los automovilistas, lo que provocó largas colas y altos precios en las estaciones de servicio antes del fin de semana largo por el Día de los Caídos a finales del mes, lo que marca el inicio de la temporada de verano en el país.

El precio promedio de la gasolina a nivel nacional subió a más de 3.00 dólares el galón el miércoles, el más alto desde octubre de 2014, dijo la Asociación Estadounidense del Automóvil.

Casi el 60% de las estaciones de servicio en el área metropolitana de Atlanta estaban sin gasolina el miércoles, dijo la firma de seguimiento GasBuddy.

El FBI acusó a una misteriosa banda criminal llamada DarkSide del ataque.