Aunque Jon Ruiz, vicepresidente de Casa Editorial El Tiempo, afirmó a La República que aún no se conocen cifras concretas sobre la adquisición del empresario Luis Carlos Sarmiento Angulo de las acciones de la compañía, el proceso estaría entrando en su etapa final. De acuerdo con la Revista Semana, Sarmiento pagó 292 millones de dólares por 55% de las acciones. Sarmiento tiene 33% de la participación y con la compra quedará con 88% de la compañía.

Ya con un acuerdo de compra definido se movería aún más el negocio de las revistas en El Tiempo, pues según aseguró Ruiz a La República, éstas son un elemento de gran importancia como parte de la unidad estratégica. Ello se ha evidenciado en inversiones ya realizadas por la casa editorial en la Revista Motor y Carrusel, y a su vez con el interés de la compañía en una nueva publicación mensual económica para fortalecer las ediciones de Portafolio y Hola.

Con esta apuesta, Ruiz afirmó que se deslegitiman esas iniciativas que le ponen toda su fe al negocio de la web: El papel todavía está vigente por muchos años .

Según Juan Carlos Gómez, investigador del Observatorio de Medios de la Universidad de la Sabana, seguramente la línea editorial de El Tiempo bajo la tutela de Sarmiento no cambiará mucho, ya que la compañía editorial y el corporativo del empresario privilegian la rentabilidad del negocio. Lo que sí puede pasar, dijo, es que la perspectiva cultural colombiana pueda mantenerse con una mayor claridad.

El analista explicó que la intención del empresario colombiano de quedarse con un medio de comunicación tiene que ver con una tendencia mundial en la que los grandes grupos económicos buscan llevar sus inversiones hacía ese frente, pues lo ven como una posibilidad de ampliar su capacidad de influencia y poder.

Cuando se tienen muchos miles de millones de dólares, tener más dinero no cambia el estatus de una persona. Tener un periódico sí. Este permite influir e inspira respeto , escribió Revista Semana.

Mario Morales, analista de medios de comunicación, comentó que en esta etapa final las posibilidades de cambio en términos de línea editorial no se verán a corto plazo, sobre todo porque el grupo de Sarmiento no tiene intereses periodísticos definidos, y si los tuviera ya se habrían evidenciado en El Tiempo. En el corto plazo lo que uno ve es que si los procesos económicos de la casa editorial son viables se van a mantener , agregó.

ASÍ FUE LA COMPRA

Revista Semana asegura que se pactó once veces el Ebitda (una medida de los resultados financieros de una empresa basada en el flujo de caja libre). De esta manera, la operación sería de la siguiente forma: como el Ebitda del año pasado fue de 85,000 millones de pesos colombianos, la valoración de la Casa Editorial El Tiempo quedaría en 935,000 millones de pesos (531 millones de dólares).

Así y teniendo en cuenta que Sarmiento compró 55% del total de las acciones, repartido en su porción mayoritaria en el Grupo Planeta, que adquirió acciones en el 2007, y lo restante de socios de Pacific Rubiales, ese porcentaje representaría 292 millones de dólares, cerca de 100 millones de dólares más de lo que pagó Planeta en el 2007.

Cuando Planeta llegó a El Tiempo, prometió comprar a los accionistas minoritarios a un precio de once veces el Ebitda. Cuando esos accionistas decidieron ejercer esa opción, los españoles tenían problemas de liquidez y le cedieron a Sarmiento la opción de compra al precio pactado. Fue así como entró primero con 11% y posteriormente con otro 22% , recordó Revista Semana.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica