El fabricante surcoreano Samsung SDI y el grupo de fabricantes de automóviles Stellantis (Peugeot, Opel y Renault) cerraron un acuerdo para producir baterías eléctricas para coches en Estados Unidos, indicó en un comunicado este viernes la firma asiática.

Las dos empresas pondrán en marcha "una entidad de producción conjunta" en Estados Unidos para fabricar "células y módulos de baterías de vehículos eléctricos", indicó Samsung SDI.

La producción debería comenzar en 2025 y abastecerá las fábricas de Stellantis en Canadá, México y Estados Unidos.

Con este acuerdo, Stellantis se "asegura una capacidad de producción" para su objetivo de que los vehículos eléctricos representen un 40% de sus ventas en Estados Unidos para 2030, según la empresa surcoreana, parte del enorme conglomerado Samsung.

Stellantis se formó con la fusión del francés Peugeot y el italoestadounidense Fiat Chrysler a principios de año. Entre sus marcas figuran Jeep, Citroen, Opel y Alfa Romeo, entre otras.

A principios de semana, este grupo anunció una asociación con otra compañía surcoreana, LG Energy Solution, para producir baterías de ion de litio para coches en Estados Unidos.