El Salón del Auto de Bruselas abrirá este viernes las puertas de su 93 edición en el centro de exposiciones de esta capital destacando seis lanzamientos mundiales y siete europeos, informaron los organizadores.

Indicaron que esperan atraer hasta el 25 de enero unos 390,000 visitantes, muy lejos de los 585,000 registrados en el 2014.

La disminución del público se explica por tratarse de una edición reducida del evento, siguiendo la tradición que reserva los llamados grandes salones a los años pares.

La mayor expectativa este año está generada por los lanzamientos europeo de la BMW X6 M y mundial del nuevo Audi A1, fabricado en Bruselas.

Es evidentemente simbólico presentarlo aquí , dijo en rueda de prensa Jurgen Thysmans, portavoz de la marca alemana, pues la planta belga produce ya 200 unidades por día del nuevo modelo.

Esta edición también da oportunidad para las motocicletas, con dos pabellones reservados a la exposición de nuevos modelos y una muestra paralela dedicada a modelos antiguos.

También se realizarán diariamente un espectáculo de acrobacias con motocicletas y un taller para estudiantes de mecánica, mientras que el 17 de enero tendrá lugar un desfile de esos vehículos en las calles de Bruselas.

Durante los tres últimos días del salón, un área exclusiva denominada Dream Cars acogerá una docena de coches de lujo, entre ellos el E-Car 333, el primer vehículo movido únicamente a electricidad totalmente desarrollado y fabricado en Bélgica.

Para acceder al área los visitantes tienen que pagar un suplemento de cinco euros sobre el billete normal, que cuesta 13 euros.

abr