La suspensión de operaciones de Mexicana de Aviación, desde finales de agosto del 2010, ha propiciado la disminución de 107,884 vuelos y de 6 millones de pasajeros, de acuerdo con un estudio de la Confederación Nacional Turística (CNT).

Esta situación provocó un problema de consideración al sector aéreo nacional, con el consecuente impacto negativo en la actividad turística nacional, para la cual el transporte aéreo es parte fundamental , indicó un comunicado.

Miguel Torruco, presidente de la CNT, aseguró que desde el 2008 la industria de la aviación ha atravesado por una serie de problemas que han obstaculizado su operación y desarrollo, tal es el caso de la crisis económica mundial, que impactó el flujo de viajeros por el mundo; asimismo, hay que mencionar el incremento en el precio del combustible, lo cual trajo como consecuencia una reducción en los traslados aéreos y un aumento en las tarifas .

Sobre el mercado internacional, explicó que las empresas locales contribuyeron a la reducción de la pérdida con 16.3% en vuelos y 25.2% en pasajeros, en tanto las extranjeras aportaron 47.4% en número de vuelos y 65% en viajeros.

Las aerolíneas más favorecidas con el cierre de Mexicana fueron las extranjeras, que por economías de escala pudieron programar con tiempo sus nuevas operaciones en los horarios que Mexicana dejó , aseguró Torruco.

[email protected]