Mediante un comunicado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores ibérica, Pemex y la constructora española Sacyr Vallehermoso anunciaron ayer su rompimiento oficial anticipado del Acuerdo de Accionistas firmado el 29 de agosto del año pasado.

En dicho convenio ambas empresas se comprometían a votar juntas en el Consejo de la petrolera española Repsol YTF, pero el acuerdo fue disuelto gracias a que Sacyr redujo a la mitad su participación, que en el momento del pacto ascendía a 20 por ciento.

SIN NADA QUE RECLAMARSE

En el acuerdo de conclusión del pacto, ambas empresas establecieron mutuamente no tienen nada que reclamarse y renuncian en los términos más amplios que en derecho proceda, al ejercicio de cualquier acción o derecho que les asista , según se lee en el comunicado.

Con ello, según esta oficialización, Pemex renuncia a emprender acciones legales contra Sacyr y cumple con lo acordado la semana pasada en las bases para firmar la alianza por 10 años con Repsol, donde posee 9.4% accionario y que ahora establecerá directamente diversos negocios que incluyen exploración, refinación y ventas tanto en América como en Europa (en países como Portugal y España).

El rompimiento fue firmado por Ignacio Quesada, director corporativo de Finanzas de Pemex, y José Manuel Carrera Panizzo, consejero de la paraestatal en Repsol, mientras que por parte de Sacyr lo firmó el presidente de la firma, Manuel Manrique.

[email protected]