Sacyr y un fondo de infraestructuras vinculado a Lloyds Bank han comunicado a las autoridades comunitarias de la Competencia el acuerdo para el control conjunto de la concesión del Hospital Infanta Cristina (Parla) y del Hospital del Henares (Coslada), tal y como adelanta Expansión.

Desde Sacyr, que controla el 100% de ambas sociedades, no quisieron hacer ayer comentarios sobre esta nueva operación que responde a la estrategia del grupo de dar entrada a inversores financieros en el capital de sus activos más maduros. Tampoco han trascendido los términos económicos de la transacción.

Los dos hospitales fueron adjudicados por la Comunidad de Madrid en el 2005, con una inversión de algo menos de 100 millones de euros en cada edificio.

A cambio, Sacyr cobra un canon anual al Gobierno regional ( 14 millones de euros por Parla y 12 millones por Coslada) y presta los servicios no sanitarios. La cifra de negocio estimado para el conjunto de las concesiones (30 años) se aproxima a los 900 millones de euros.

El esquema de rotación de activos de Sacyr también se ha extendido a las autopistas y trenes. El fondo Marguerite del BEI entró en la autovía de Arlanzón. Sacyr también ha vendido en Irlanda y en Chile.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica