Madrid.- El grupo petrolero español Repsol anunció el jueves el cierre de la venta de parte de su actividad en gas natural licuado (GNL) al grupo anglo-holandés Royal Dutch Shell por 4,100 millones de dólares (unos 3,000 millones de euros) que le permitirá reducir su deuda.

"Repsol ha completado la venta de activos de GNL con la transmisión a Shell de activos de Perú y Trinidad y Tobago" en una operación anunciada en febrero pasado, indicó Repsol en un comunicado.

Previamente Repsol había vendido al británico BP su participación en la española Bahía Bizkaia Electricidad por 200 millones de dólares (cerca de 145 millones de euros)

Gracias a estas operaciones Repsol afirma haber reducido la deuda neta de la compañía de 3,300 millones de dólares (2,400 millones de euros).

La venta de estos activos, "ha supuesto unos beneficios y plusvalías para Repsol de aproximadamente 2,900 millones de dólares después de impuestos, ligeramente por encima de las cifras adelantadas en el pasado mes de febrero", indicó la compañía.

Tras la nacionalización de YPF por parte del gobierno argentino, en abril de 2012, que hasta entonces era un filial de Repsol al 57.4%, el grupo español puso en marcha una estrategia de ventas de activos para cubrir las pérdidas.

Con esta operación, Repsol asegura haber alcanzado un volumen de desinversiones de más de 5,000 millones de euros desde 2012, superior al objetivo inicial de entre 4,000 y 4,500 millones.

En noviembre pasado, el grupo petrolero español alcanzó un principio de acuerdo con el gobierno argentino para que éste le indemnice con 5,000 millones de dólares (3,700 millones de euros) en obligaciones del Estado argentino para compensar la expropiación del 51% de YPF.

Repsol tuvo un beneficio neto de 384 millones de euros en el tercer trimestre de 2013, una caída del 48.9% en un año, provocada por la interrupción de su actividad en Libia y la debilidad del mercado europeo.

mac