Con la nueva reconfiguración del mercado móvil en México, a partir de la compra de Iusacell y Nextel por AT&T, se espera que los tres jugadores competirán en las principales ciudades, desatendiendo zonas rurales y marginales, las cuales serán atendidas por el Estado a través de la red mayorista inalámbrica en la banda de 700 MHz, de acuerdo con Jorge Fernando Negrete, director de Mediatelecom Policy&Law.

Sin embargo, AT&T ha informado que la infraestructura y escala combinada de Nextel y Iusacell le permitirán ampliar la obertura del servicio de Internet móvil.

Al respecto, Negrete dijo que en el 2015 no se ve una inversión sustantiva en infraestructura para ampliar la cobertura, debido a que está pendiente que América Móvil presente su plan de desincorporación y AT&T esperaría crecer mediante la portabilidad numérica.

De la red mayorista, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó, recientemente, que concluyó la etapa de pruebas de campo que realizaron Alcatel-Lucent, Ericsson, Huawei Technologies y Nokia Networks, con tecnología aplicable a la banda de 700 MHz.

En breve, la SCT podría iniciar el proceso de licitación para dicho proyecto y en agosto se conocería al ganador.

Para Jorge Fernando Negrete, de Mediatelecom, el otro activo relevante que adquiere AT&T de la compra de Iusacell y Nextel es el espectro.

Destacó que con la adquisición de Nextel, AT&T se colocaría como el operador con mayor tenencia de espectro, equivalente a 39.66% del total en las principales frecuencias para comunicaciones móviles, y superaría a Telcel que posee 32.16% y a Telefónica con 15.51 por ciento.

Por ello sugirió que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) deberá supervisar la operación de AT&T y, en su caso, establecer los límites correspondientes a la concentración de espectro.

La anterior no significa que la consolidación deba detenerse, sino que AT&T deberá devolver al Estado el excedente de espectro que le ordene el IFT, con la posibilidad de licitarlo en el futuro , dijo.

De hecho, este año el IFT licitará frecuencias de espectro, entre ellos un bloque que quedó desierto tras la licitación 21, en la que Nextel se adjudicó uno de los bloques de 30 MHz del espectro de 1.7 GHz para servicios móviles.

Al respecto, Negrete dijo que la falta de espectro mantendrá a los operadores a la espera de subsidios para la instalación de infraestructura por el gobierno federal para la oferta de servicios en zonas alejadas de los centros urbanos, que no necesariamente son de bajos ingresos .

En tanto, Randall Stephenson, director general de AT&T, dijo en conferencia con analistas que los activos (de Iusacell y Nextel) son más que suficientes para competir en México .

[email protected]