La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) colocó sellos de suspensión de actividades comerciales en 103 establecimientos de servicios funerarios por infringir la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC) y las Normas Oficiales Mexicanas (NOM).

En un comunicado, el organismo detalló que durante un operativo nacional verificó 273 establecimientos y el mayor número de sanciones fueron aplicadas en Nuevo León, con un total de 27, le siguieron Chihuahua con 21, Sinaloa 17, Distrito Federal 15, Chiapas 11 y Zacatecas con 10.

Detalló que entre las irregularidades detectadas están el no tener registrado el contrato de adhesión, no exhibir tarifas o precios en montos totales a pagar y la negativa a informar términos, cargos y condiciones, entre otros aspectos.

Añadió que 23 de los establecimientos del ramo funerario se negaron a ser revisados, por lo que se inició el procedimiento administrativo en cada uno de ellos.

En ese sentido, el encargado de despacho del organismo, Pedro Luis Benítez Vélez, puntualizó que se mantendrá el esquema de trabajo para proteger el derecho de consumidores.

Lo anterior, expuso, al continuar la dinámica con la que labora la institución, es decir, con operativos, programas y acciones que eviten prácticas abusivas o engañosas.

Recordó que sus teléfonos para denunciar cualquier abuso por parte de proveedores y prestadores de servicios, así como para asesorías y consultas en materia de protección al consumidor son el 55 68 87 22, en el Distrito Federal y el área metropolitana o el 01 800 468 87 22 para el interior de la República, finalizó.

La Profeco también cuenta con atención en línea en el sitio: telefonodelconsumidor.gob.mx, además del correo [email protected] y la cuenta de Twitter @Profeco.

Cabe resaltar por otra parte que entre las funerarias verificadas estuvo una de Gayosso ubicada en la calle de Colima en la colonia Roma de la Ciudad de México, donde Profeco constató que cumple con toda la reglamentación.

Los tres verificadores de Profeco avalaron contratos de adhesión y de servicios y se verifico que ofrece facturas electrónicas y tiene visibles precios y absoluta limpieza y orden dentro de las instalaciones.

En ese sentido, la diputada local Polimnia Romana Sierra Bárcena promueve una ley para el Distrito Federal que podría eliminar la informalidad en el sector, aspecto que se tiene que atender.

Señaló que en el próximo periodo de sesiones de la ALDF se someterá a aprobación esta ley que además contempla el mejoramiento de los cementerios públicos y la regulación de funerarias para que ofrezcan un servicio digno a los deudos.

Romana Sierra reconoció que este tipo de funerarias, caso de Gayosso, son las que sirven de ejemplo a seguir para todo el sector y que es necesario que la gente no sea sorprendida por funerarias pequeñas "que lean las letras chiquitas, porque sale más cara una patito que una bien establecida y con todo en orden".

erp