Mientras la producción de crudo de Petróleos Mexicanos (Pemex) ha caído 23%, la de petróleo con participación de operadores privados en México ha aumentado 15.4 veces en tres años, situándose en 32,209 barriles diarios en el mes de abril, mientras que la de gas natural ha crecido 6.4 veces, situándose en 53.658 millones de pies cúbicos diarios en los 17 contratos vigentes que administra la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

En lo que va de la presente administración, la extracción mediante las asignaciones de la estatal petrolera ha bajado 2.6%, con lo que en mayo se ubicó en 1.663 millones de barriles diarios. En el mismo lapso, la producción de petróleo en campos que operan privados aumentó 2.7%, según el Tablero del Centro Nacional de Información de Hidrocarburos de la CNH.

Por tanto, entre mayo del 2016, cuando la primera empresa privada reportó producción como operador de un campo, y el cuarto mes de este año, la producción de estos contratos pasó de representar 0.9% a 1.9% del petróleo que se extrae en el país, mientras que la de gas natural pasó de 0.14 a 1.11% del total nacional.

El último reporte de la CNH establece que se lleva a cabo extracción de crudo en 12 contratos vigentes: siete de las rondas petroleras; tres migraciones de contratos del régimen anterior en que las empresas están asociadas con Petróleos Mexicanos (Pemex), en los campos Santuario-El Golpe, Ébano y Miquetla, y los dos contratos terrestres que les fueron adjudicados en las licitaciones tipo farmout, en los bloques Cárdenas-Mora y Ogarrio.

Este conteo no incluye al único contrato que tiene Pemex sin socio, en los campos del Golfo de México Ek-Balam, que en abril acumularon una producción de 43,517 barriles diarios, es decir, 57% de la producción petrolera mediante contratos en el país, que promedió 75,726 barriles por día.

Los contratos que fueron producto de una migración del régimen anterior (ya sea integrales de exploración y producción —CIEPS— o de obra pública financiada —COPFS—) tienen 53.4% de la producción petrolera de privados, con un total de 17,200 barriles diarios como promedio en abril. La mayor producción está en el bloque terrestre Santuario-El Golpe ubicado a 30 kilómetros de Comalcalco, Tabasco, donde la inglesa Petrofac extrajo 10,000 barriles por día en asociación con Pemex. En el campo Ébano, en la cuenca de Tampico Misantla, Diavaz extrajo 5,900 barriles diarios, y en Miquetla, que está en Chicontepec, la mexicana produjo 1,300 barriles por día.

Los contratos en asociación con Pemex que las empresas obtuvieron vía farmouts tuvieron una producción conjunta de 10,500 barriles diarios de crudo, que es 32.5% de la producción de contratos en que participaron privados, luego de que la alemana Dea Deutsche reportó 5,400 barriles en Ogarrio y la egipcia Cheiron 5,100 barriles por día en Cárdenas-Mora, ambos en tierra.

Producción de las rondas de la CNH

Sin embargo, como producto de las rondas petroleras que la CNH ejecutó en la pasada administración sólo se extrajeron 4,500 barriles diarios de crudo, es decir, 13.9% de la producción de contratos privados en el país, y sólo 0.27% de la extracción nacional.

Y es que únicamente siete de los 107 contratos que adjudicó la CNH reportan producción, de los cuales, cinc fueron otorgados en la tercera licitación de la Ronda Uno y dos más en la tercera licitación de la Ronda Dos. Todos son contratos de licencia ubicados en campos terrestres y contaban con operaciones de Pemex antes de su adjudicación.

Así, el mayor volumen de estos campos lo extrajo la mexicana filial de Cotemar que se creó para las rondas petroleras, Servicios de Extracción Petrolera Lifting de México, con un volumen de 3,400 barriles diarios que representó 10.6% de la producción de contratos privados. También de la Ronda 1.3, extraen petróleo Grupo Diavaz, la canadiense Renaissance Oil, en dos bloques, y la constituida en México con capital de la canadiense International Frontier Resources y la mexicana Idesa, Tonalli Energía.

Destaca que de la Ronda 2.3, la regiomontana Jaguar tiene el segundo bloque productor con mayor volumen adjudicado en las rondas, con un total de 300 barriles diarios, además del bloque con menor producción de estos campos, con una extracción de 18 barriles por día.

Al incluirse los nuevos desarrollos en aguas someras, la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (Amexhi) calcula que la producción petrolera por parte de los contratos privados llegará a 280,000 barriles diarios al cierre de esta administración.

[email protected]