La producción nacional de petróleo llegó en junio a 1.681 millones de barriles diarios, con un ligero detrimento de 0.1% en comparación con el mes anterior, aunque en comparación con junio del 2020, aumentó 4%, luego de que el año pasado fue el peor para la producción petrolera global y se acordó un recorte en el que el gobierno mexicano participó con 100,000 barriles diarios menos para mejorar los precios.

Incluso la producción de las asignaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex) tuvo un incremento en el volumen de producción, al llegar a 1.535 millones de barriles diarios, 3.18% más que el año pasado. Pero también en términos mensuales la extracción de las asignaciones que se le otorgaron a la estatal de forma automática en 2015 tuvieron una caída de 0.3 por ciento. 

Así, sumando los contratos en los que Pemex participa con algún socio y el que opera por sí mismo, Ek Balam, en aguas someras, junto con sus asignaciones, la producción total en la que la petrolera del Estado tuvo alguna participación tuvo un volumen de 1.611 millones de barriles diarios, con un incremento anual de 3.47% pero una reducción mensual de 0.37 por ciento. 

En tanto, luego de tres meses consecutivos de aumentos y de haber llegado a su máxima producción histórica, el contrato que Pemex opera sin socios en aguas someras y que fue una migración de una asignación al régimen de producción compartida para reducir la carga impositiva de los campos Ek y Balam, bajó mensualmente en 1% su extracción, aunque en términos anuales el crecimiento fue de 9.6 por ciento. 

Gracias a que mejoró la actividad en múltiples industrias y la movilidad en el país se incrementó luego de su peor año en décadas derivado de la pandemia, los operadores privados que llegaron al país obteniendo contratos en concursos de las rondas petroleras o migraciones de sociedades de otros regímenes con Pemex, (además de Ek Balam) lograron un importante incremento en la producción de 13.7%, continuando con el alza constante que han tenido desde que iniciaron sus actividades, llegando a 145,877 barriles por día, con un alza mensual de 2.4 por ciento. 

La italiana ENI llegó a su máximo productivo hasta ahora en el campo Miztón en aguas someras, donde llegó a 19,586 barriles diarios, con un incremento mensual de 9.2% y un volumen superior en 4.7% al del año anterior. 

El consorcio entre argentinas Hokchi que opera el campo del mismo nombre en aguas someras también llegó a su máximo hasta ahora, luego de 13 meses de producción: 8,899 barriles diarios, con un aumento mensual de 8.8% y de más de ocho veces en comparación con lo que reportó hace un año. 

Los 11 contratos que fueron adjudicados en las Rondas 1.3 y 2.3, junto con los dos marinos adjudicados en la Ronda 1,2, tuvieron una producción conjunta de 31,881 barriles diarios, con un aumento de 7.3% en un mes y de 31% en un año. Así, representaron únicamente el 1.9% de la producción nacional.  

En los contratos terrestres que fueron migraciones del régimen anterior y son operados por privados en asociación con Pemex hubo un mejor desempeño: un aumento mensual de 5.4% y uno anual de 26.6% a 27,237 barriles diarios.

karol.garcia@eleconomista.mx