La producción, exportación y ventas de vehículos pesados repuntaron en abril pasado a triple dígito, al compararse con igual mes del 2020 cuando la industria no era considerada como esencial y se frenó la actividad económica; no obstante, muestran debilidad superior al 25% respecto al 2019, periodo en el que la industria alcanzó cifras históricas, por lo que urge certeza jurídica para fortalecer el mercado interno, afirmó la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

De acuerdo con cifras del Inegi, otorgadas por la industria de unidades pesados, México produjo 12,767 vehículos en abril del 2021, que implicó crecimiento de 382% comparado al mismo mes del 2020; mientras que se exportó 10,619 unidades, al incrementar 349.4% en dicho periodo.

En el caso de las ventas al mayoreo, repuntaron 157.7% en abril pasado, al comercializar 2,301 vehículos, de los cuales 1,993 correspondieron al segmento de carga, y apenas 308 a unidades de autobuses.

Miguel Elizalde, presidente Ejecutivo de la ANPACT, precisó que las exportaciones a Estados Unidos mostraron crecimiento de 362%, con el envío de tractocamiones mexicanos, principalmente, luego del dinamismo que muestra la actividad estadounidense.

“Ya venimos creciendo respecto al acumulado del 2020 con cautela, pero el 2019 fue histórico de producción y exportación, difícilmente llegaremos al nivel de recuperación en este 2021, pero si vamos roldando hacia la dirección correcta, específicamente en términos de producción, el gran reto es el mercado interno para poder potenciar”, expuso el presidente de la ANPACT, quien demandó certeza jurídica y normatividad en México.

Al respecto, Guillermo Rosales, director adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) se pronunció por la necesidad de la renovación vehicular para carga y pasaje, el cual se ha puesto como uno de los puntos principales de la agenda para el gobierno federal.

“Dentro de la agenda, urge claridad en la norma 041 y la importante actuación para que no haya deterioro, mayor al observado, a la importación de autos de Estados Unidos”, apuntó.