El gobierno federal y empresarios presentaron ayer martes el Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura del Sector Privado, que contempla, en un primer paquete, 147 obras con un monto de inversión de 859,022 millones de pesos (42,951 millones de dólares), para el desarrollo —entre el 2020 y el 2024— de autopistas, aeropuertos, obras hídricas, ferrocarriles y trenes, parques industriales y vivienda, entre otros.

En Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que los empresarios que participarán en estos proyectos, tienen dimensión cívica y social, y su objetivo no es sólo la obtención de utilidades, “sino están preocupados por el desarrollo de nuestro país”. Indicó que su gobierno tiene voluntad y una franca manifestación de apoyo, “para que juntos logremos sacar adelante a nuestro querido México. Necesitamos la unidad”, comentó.

Nosotros no tenemos ninguna diferencia, ningún problema con el sector empresarial; al contrario, hemos procurado mantener muy buenas relaciones”, añadió.

El jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, indicó que éste es un primer paquete de un total de 1,600 obras que se identificaron, y conforme avancen los proyectos, seguirán otros. Precisó que los 147 proyectos de obra fueron previamente revisados por los secretarios de Estado a fin de emitir la licitación correspondiente.

“No es un evento político, es un evento real, quiero ser muy claro. Algunos, 70% está muy claro, algunos tendremos que limpiar ciertos procesos para que haya transparencia, pero nos estamos comprometiendo”, mencionó.

Entre los proyectos a desarrollar están el Tren Interurbano México-Toluca con una inversión restante de 20,000 millones de pesos y estará listo en el 2020; el corredor ferroviario García-aeropuerto de Monterrey, la ampliación de la Línea A del Sistema de Transporte Colectivo Metro de Chalco a La Paz y el Tren Costero Baja California.

También 42 obras de libramientos y autopistas, 22 puertos, mejoras y modernizaciones en 17 aeropuertos, entre ellos, los de Tijuana, Guadalajara, Monterrey, Manzanillo, Cancún, Cozumel, Mérida, Oaxaca y Veracruz. En materia de telecomunicaciones, se contemplan cuatro proyectos en telefonía móvil y fija: Red Compartida de banda ancha móvil de voz y datos, radiodifusión y telecomunicaciones. También 12 proyectos de agua y saneamiento, 15 desarrollos turísticos y la construcción del Estadio Nacional de México.

Quiero aclarar que los proyectos de energía y de salud no están contemplados, el presidente nos ha pedido trabajar especialmente lo que es energía y salud como algo independiente; ya les comentaremos la fecha durante enero para presentar algo mucho más concreto en estos dos campos”, explicó Alfonso Romo.

Por separado, el titular de la SCT, Jiménez Espriú, aclaró que el plan anunciado se ha manejado como que es el Plan Nacional de Infraestructura, pero es un acuerdo para la participación del sector privado en infraestructura. “No digo que no tiene nada que ver, es parte de lo que va a contemplar el plan nacional y nada más”.

Para el presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM), Ascención Medina, el acuerdo de inversiones anunciado ayer martes resulta “muy positivo”; sin embargo, la cantidad resulta insuficiente para generar la competitividad requerida para el país.

[email protected]