Con un monto de 1 billón 28,835 millones de pesos, el presupuesto para los principales ramos energéticos del país para el 2020 representará 17% del gasto total del país (este año fue de 18.7%), y tuvo un incremento de 8% en comparación con lo asignado este año, luego de permanecer sin cambios en relación con lo planteado en el proyecto de presupuesto. 

Destaca que la construcción de la refinería de Dos Bocas contará con un presupuesto de 41,300 millones de pesos en el 2020, mismo que se ejercerá a través de la Secretaría de Energía, a la que se asignó un presupuesto de 48,500 millones de pesos, superior en 78% al del año pasado, en que ya de por sí había etiquetado 25,000 millones, 91% de su gasto, para actividades de refinación de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Para el 2019, este monto representó 5.4% del presupuesto total de inversión para todos los proyectos del país. Además, representó 26% del costo total que tendrá este centro refinador que, según los planes del gobierno federal, arrancará en el 2023 con una capacidad de 340,000 barriles diarios de proceso de crudo.

Sin embargo, para este 2019 el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que se contaría con recursos por hasta 25,000 millones de pesos, que son 16% del costo estimado total de la refinería para iniciar las obras. Pero hasta el momento PTI ha adjudicado un monto total de 597.4 millones de dólares a cuatro constructores distintos en seis contratos para la primera etapa de la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, monto que apenas representa 7.5% de la inversión total programada para todo el proyecto.

Por lo tanto, con la inversión que se destine para el quinto paquete de licitación y cuya contratación se realizará a principios del 2020, el proyecto contará con 2,802 millones de dólares, aproximadamente 35% del costo de la obra, como presupuesto ya etiquetado y disponible para la continuidad de los trabajos, cuya segunda fase, que será más intensiva en contrataciones y adquisiciones de grandes equipos, empezará el próximo año.

En tanto, para Pemex, la Secretaría de Hacienda envió al Congreso una propuesta de presupuesto 6.9% superior a la de este año, que se ubicará en 523,425 millones de pesos, de los cuales más de 80% será destinado a actividades de exploración y producción de hidrocarburos.

Por su parte, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) recibió un incremento de apenas 1.4% del gasto programable para el 2020 en términos anuales, en contraste con el aprobado para este año, con lo que contará con 456,437 millones de pesos, luego de que en el ejercicio anterior la presente administración le otorgó un incremento de 16% en comparación con el 2018.

Este incremento es incluso inferior al que obtuvieron los reguladores del sector energético como la CRE.

Tendrá 18% menos recursos

ASEA, en el olvido

  • La Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente en el Sector Hidrocarburos (ASEA) recibirá en el 2020 un presupuesto de 324.7 millones de pesos, con lo que el órgano responsable de la supervisión ambiental de los proyectos energéticos del país tendrá 18% menos recursos que en este 2019. Tras su creación en la reforma energética, el organismo de la Secretaría del Medio Ambiente tardó en definir la implementación de sus políticas y necesidades, para que en el 2017 por fin se le asignara un presupuesto acorde a sus dimensiones, de 614.7 millones de pesos, mismo que el próximo año será 47% inferior.

[email protected]