A 16 años de operación en el país, la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA) alista programas para acreditar sectores como el aeronáutico, de energías renovables, hidrocarburos, bancos de células madre y protección de datos personales, entre otros.

La EMA surgió en el 1999 como la institución responsable de evaluar y acreditar a los organismos que verifican, prueban y certifican que los productos y servicios que se ofertan en México cumplen con las normas nacionales e internacionales de seguridad, salud y cuidado al ambiente.

José Antonio Cifrián, presidente del organismo, indicó que tan sólo el año pasado, la entidad incursionó en nuevos sectores para atender las necesidades del entorno como buenas prácticas de laboratorios, proveedores de materiales de referencia, certificación de producto orgánico, certificación de dispositivos médicos y calibración en Mediciones Especiales .

Además, para este 2015 los retos de la institución son mayúsculos, pues incursionarán en nuevos esquemas de acreditación como la protección de datos personales, instrumentos de medición como alcoholímetros, medidores de gas, agua y electricidad .

Además de reforzar la actividad en el sector agroalimentario con la acreditación de organismos certificadores de producto orgánico y normas fito- sanitarias , aseveró Cifrián en un comunicado.

Recordó que la EMA surgió como respuesta a la necesidad de los empresarios para contar con una asociación privada y sin fines de lucro que apoyara en el cumplimiento de las Normas, teniendo como promotores a la Concamin, Concanaco y al Consejo Nacional Agropecuario (CNA).

A lo largo de este tiempo, la EMA ha otorgado más de 3,870 acreditaciones entre las que figuran Laboratorios de Ensayo (1,365); Laboratorios Clínicos (67); Laboratorios de Calibración (554); Bancos de Sangre (4); Proveedores de Ensayos de Aptitud (13); Unidades de Verificación (1,776); Organismos de Certificación (150); y Organismos Verificadores / Validadores de Gases Efecto Invernadero (4); entre otros.

El organismo fue acreedor en el 2014 del reconocimiento por parte de la Asociación Mexicana de Metrología por Buenas Prácticas Metrológicas ; así como el reconocimiento de la Profepa por el trabajo en el cumplimiento de sus normas.

Sin duda alguna, el éxito alcanzado en estos 16 años se ha logrado gracias al apoyo y trabajo en conjunto con la Subsecretaría de Competitividad y Normatividad, de la Secretaría de Economía; con la Procuraduría Federal del Consumidor, así como con la Procuraduría Federal de Protección de Protección al Ambiente, entre otras dependencias del gobierno federal y estatales , destacó Cifrián Barroso.

mac