Los precios de las gasolinas y el diesel al consumidor se han reducido en promedio 8 centavos en Sonora y han aumentado 3 centavos en Baja California tras la liberación, y hasta la fecha hay sólo 10 empresas importando gasolinas y diesel a niveles marginales al país, aseguró el presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Guillermo García Alcocer.

Además, en la conferencia tras la liberación de precios de la segunda franja integrada por Chihuahua, Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila y Gómez Palacio, Durango, no hubo definiciones sobre la segunda temporada abierta para asignación de capacidad de transporte y almacenamiento en los ductos de Petróleos Mexicanos en esta región. Por tanto, el titular de la CRE manifestó la urgencia de que se construya infraestructura para estos usos en la región. No tiene sentido económico transportar combustibles por pipas más allá de 200 kilómetros , dijo.

Según él, el transporte por ruedas de estos combustibles resulta hasta 14 veces más caro que llevarlo por ducto. A pesar de que Tamaulipas cuenta con el puerto de Altamira y que es un estado petrolero, no cuenta más que con un ducto de transporte de petrolíferos para la importación, que atraviesa Nuevo León, por lo que nuevas formas de transporte, como ferrocarril, además de la necesaria infraestructura de almacenamiento y los ductos, debieran ser prioridad para las entidades que ya no cuentan con tope de precios al consumidor. A diferencia del resto del país, en que hay 10,560 gasolinerías por habitante (cifra que se duplica en la Ciudad de México, con 22,000 establecimientos por persona), en las entidades donde se liberó el precio hay aproximadamente 6,000 estaciones de servicio por habitante. Esto resulta todavía insuficiente, ya que son entidades fronterizas con Estados Unidos, donde el promedio es de 2,600 estaciones de servicio por persona, dijo.

Por tanto, detalló Moisés Orozco García, administrador general de Hidrocarburos del Servicio de Administración Tributaria, se mantienen los estímulos fiscales para las ciudades fronterizas, mismos que según él, tienen un promedio de devolución de 10 días para los franquiciatarios.

El gobierno federal mantiene las expectativas de inversión por parte de privados de hasta 12,000 millones de dólares en los próximos cinco años para que se duplique el número de estaciones de servicio del país, con lo que se alcanzarían más de 22,000 establecimientos.

Hoy hay 10 nuevas marcas operando en toda la República a la par de Petróleos Mexicanos.

Abundio Fernando César Luna, director general de Verificación de Combustibles de la Profeco, aseguró que hasta la fecha se han llevado a cabo 4,100 inspecciones de establecimientos, 56% de la meta anual, inmovilizando 2,535 mangueras expendedoras.

kgarcia@eleconomista.com.mx