La administración que expira no resolvió el problema histórico de la precariedad laboral en los estados más pobres del país, concluyó el Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey.

De acuerdo con información de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, recabada por el CIEN en el estudio 2012: Los retos de México ante el cambio de gobierno , en Chiapas, Guerrero y Oaxaca 50, 49 y 46%, respectivamente, de sus poblaciones con empleo se encuentra en situación de precariedad laboral, es decir, perciben de uno a dos salarios mínimos como máximo.

En encuentro con medios de comunicación, José Luis de la Cruz Gallegos, director del CIEN, destacó que el gobierno de Felipe Calderón falló al contrarrestar el atraso en el que se encuentran estas entidades, por lo que heredará a la siguiente administración una pesada losa .

Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, en esos tres estados 70% de sus poblaciones en promedio viven en la pobreza; Guerrero y Oaxaca con una tasa de 67% y Chiapas, de 78 por ciento.

RESPONSABILIDAD COMPARTIDA

El académico comentó que aunque los estados cuentan con gran parte de la responsabilidad, el gobierno federal se equivocó en el diagnóstico de la crisis de empleo y pobreza en que las entidades están inmersas, por lo que ambos erraron al tomar medidas para contrarrestarla.

A final de cuentas, el Programa Nacional de Desarrollo debería garantizar no sólo el crecimiento a nivel nacional, sino articularse con los programas estatales. Eso no existe en el país, no une los esfuerzos estatales, por lo tanto no hay una congeniación entre los recursos federales y cómo se manejan con los estatales. Ahí, me parece, existe una debilidad , criticó.

MENOS EMPRESAS

En el mismo tenor, el CIEN indicó que, en los últimos seis años, los tres estados se encontraron entre los únicos ocho que vieron reducir la cantidad de patrones afiliados al IMSS.

Así, del 2006 a julio del 2012, Chiapas dejó de registrar a 1,333 patrones; Guerrero, 282, y Oaxaca, 23, debido a una poca capacidad de retención de capitales y economías poco diversificadas.

Los estados restantes fueron: Baja California (2,138), Tamaulipas (1,506), Quintana Roo (686), DF (642) y Tabasco (153).

Con respecto a la iniciativa presidencial de la Ley Federal del Trabajo, hoy en discusión en la Cámara de Diputados, el CIEN concluyó que, de ser aprobada tal cual fue presentada, tampoco revertirá estas tendencias en los estados, dado que no analiza las diferencias entre regiones y sectores, además que tampoco establece los efectos precisos que tendrá en materia de salarios, prestaciones y productividad.

[email protected]