El acuerdo por el espectro que fue de MVS Comunicaciones en la banda de los 2.5 Gigahercios da a Telcel un paquete de 60 MHz de frecuencias con las que irá soportando la creciente demanda de servicios robustos como el Internet móvil de sus 12.3 millones de usuarios de pospago y casi 60.7 millones de prepago que a la fecha atiende, que sumado a las señales que ese operador ya tiene en otras bandas, se desatan las dudas de por cuánto espectro más estaría dispuesto Telcel a competir en la próxima licitación que por estos días vive su etapa de consulta y en vez de buscar más acuerdos uno a uno con los otros tenedores del 2.5 GHz.

De acuerdo con los documentos en los que el IFT sustenta su aval a la operación MVS-Telcel, las frecuencias cedidas por el grupo multimedios al operador móvil cubren las capitales de al menos 23 estados de la República; que lo refuerzan en las cinco plazas más importantes del país por población: México, Guadalajara, Monterrey, León y Puebla, y también en aquellas donde la economía tiene un mejor desempeño que en otros estados: Querétaro, Guanajuato, San Luis Potosí y Aguascalientes, y además, el 2.5 GHz que fue de MVS abre más oportunidades a Telcel en las joyas turísticas de Cancún, Acapulco, Mazatlán, Mérida y Oaxaca, y también en los puertos de altura de Guaymas, Lázaro Cárdenas y Veracruz.

undefined

No sólo eso. A botepronto, los documentos citan que las frecuencias traspasadas también cubren cuando menos una docena de Pueblos Mágicos y a donde Telcel ya llega con sus servicios a través de otras bandas del espectro radioeléctrico, por lo que es posible que la filial de América Móvil llegue más pronto con el 2.5 GHz al casi inaccesible y minero Real de Catorce o al placentero Valle de Bravo que el Consorcio Altán, que tiene fijadas obligaciones específicas de cobertura vía el espectro de los 700 MHz para llegar a esos pueblos.

Por tanto, si Telcel entra a la puja por uno o más bloques de los 120 MHz que el IFT licitará del espectro de los 2.5 GHz, no será sólo por el factor de ampliación de cobertura, sino porque habrá hallado oportunidades financieras de comprar espectro más económico en el marco de una subasta que se antoja colocará frecuencias con precios altos ante el interés que puedan mostrar gigantes del tamaño de AT&T y Telefónica, más el nuevo jugador que es el Consorcio Altán.

Si Telcel va por más espectro del 2.5 vía la licitación es porque buscaría quedarse con aquellas frecuencias que pudieran encontrarse inmediatamente a lado de las que compró a MVS y con ello configurar mejores eficiencias de negocio.

NOTICIA: Telcel no quedaría excluido de la licitación de los 2.5 GHz

Los mecanismos propuestos por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para la licitación de los 120 MHz que pronto estarán a concurso plantean que Telcel no compita en la primera etapa del proceso, pero que desde la segunda pueda hacer un esfuerzo por un bloque de 20 MHz y eventualmente por un total de 40 MHz una vez concluida la tercera fase, todo si Movistar, AT&T o el Consorcio Altán no le complican sus planes adelantándose con el espectro desde la primera etapa de la subasta.

La industria presume que Telcel se interesaría por un bloque adicional de hasta 40 MHz más apto para las tecnologías FDD, que luego sumaría a lo que compró a MVS Comunicaciones.

Pero sabiendo esto, no es descabellado que la competencia de Telcel también compita por un espectro que igualmente haga sentido a sus planes de negocio. Por ello, Telcel no tendría que haber dejado ya descartada la posibilidad de acercarse a las empresas que aún mantienen sus 60 MHz de espectro del 2.5, el que les quedó en las manos tras la recuperación de septiembre del 2013.

NOTICIA: La mítica banda del 2.5 GHz dejaría 893 mdd de recaudación al Estado

"Debemos esperar a que se confirme si serán bloques nacionales o regionales de 2.5 GHz al final de la consulta. Para los operadores puede resultar más predecible una estrategia de Telcel en caso de participar, pues es el más afectado por los límites de acumulación de espectro", dice Jesús Romo, director de la firma Telconomia. "En términos operativos, el espectro contiguo y en grandes bloques es deseable, implica un mayor ancho de banda. Sin embargo, en el marco de la subasta esta ventaja operativa puede resultar financieramente cara si la subasta es muy competida".

Ninguno de los tres operadores móviles ha emitido comentario sobre la licitación de espectro móvil que se viene; tampoco el futuro operador de la red mayorista se ha pronunciado; se desconoce además si espectro de 2.5 en poder de Altán también sería explotado para una red mayorista o si se le permitirá al Consorcio Altán a arrendarlo a terceros.

Para cualquier operador móvil siempre es bueno tener espectro que no tenerlo. En algún momento ese espectro se va a usar, porque el consumo de datos crece exponencialmente. Si lo tengo yo, no lo tiene otro, con lo cual es una barrera a mis competidores actuales o futuros competidores , plantea Juan Gnius, analista de telecomunicaciones en TyN Media Group. Telcel va estar interesado en espectro. Si participa en la licitación sería una forma transparente para el mercado de saber qué espectro tiene y cuánto pagó a MVS, pero si compra a chiquitos, también podría enfrentar regulaciones. Es lo que tiene que evaluar .

undefined

abr