El Instituto Federal de Telecomunicaciones autorizó a Telcel la explotación de los 60 MHz de espectro que MVS Comunicaciones posee en la banda de los 2.5 Gigahercios, con lo que el regulador dio su bendición a un acuerdo alcanzado por ambas compañías el 28 de noviembre anterior y por la vía del mercado secundario del espectro.

Es una muy buena noticia, no solo para nosotros. Primero, es una buena noticia para el país, porque se usará un espectro para el aumento de la penetración del Internet móvil. Es una buena noticia para ellos (Telcel), porque se beneficia a 70 millones de mexicanos que ahora contarán con mejores servicios y se beneficia el Estado, porque va recibir los ingresos de aprovechamiento y pago de derechos que vengan , platicó Felipe Chao, director de relaciones institucionales de MVS Comunicaciones.

MVS además perfila reforzarse en el mercado con los ingresos que resultaron del acuerdo con Telcel:

Y finalmente, es una buena decisión porque nos va a permitir incursionar en otros negocios. Esperen noticias , dijo Felipe Chao a El Economista.

NOTICIA: Retrasos en la Red Compartida restan oportunidades al 2.5 GHz

Con este hecho, la banda de los 2.5 GHz cierra y abre al mismo tiempo un nuevo capítulo en su intrincada historia que empezó entre los años 80 y 90 del siglo pasado, cuando parte de la misma se fue colocando en el mercado, en manos de MVS y de otros diez concesionarios, para servicios de audio y video restringidos en regiones muy particulares de la República.

Con la venia del regulador, Telcel accede ahora, sin pasar por un proceso licitatorio, pero echando mano de una figura legal contemplada en la actual legislación, a un espectro que es noble para la prestación de servicios móviles de nueva generación y cuya fortaleza radica en su capacidad de transporte de información.

Telcel se convierte de la noche a la mañana en el primer tenedor de señales del espectro radioeléctrico para servicios móviles en México, que ahora eleva en 7% su tenencia de espectro.

El aval del IFT al acuerdo permitirá a Telcel explotar ese espectro en 1,759 localidades que a su vez se traduce en una cobertura del 75.41% de la población mexicana.

NOTICIA: ¿Por qué a AT&T sí le interesa la banda de 2.5 GHz?

MVS Comunicaciones, por su parte, se allega de recursos financieros para potenciar el resto de sus operaciones. Sobre todo, MVS aleja al fantasma del rescate del espectro, pues sobre la compañía pendía la presión de que la autoridad procediera a recuperar las señales si MVS no explotaba una red servicios móviles por esos 60 MHz a más a tardar el 31 de diciembre de este año, cuando concluía el año de gracia que el IFT le concedió todavía en 2016.

La aprobación del acuerdo también trastoca el destino de los 130 MHz restantes en la banda del 2.5, aquellos que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes logró recuperar a MVS y los demás concesionarios en septiembre del 2013, para que el IFT empiece con su licitación a fines de este 2017, tras al menos, tres intentos fallidos de ponerlos a disponibilidad de la industria entre el 2014 y el 2016.

Se abre entonces la posibilidad de que el regulador apure la licitación de los 130 MHz que se encuentran en reserva, a fin de que todos los interesados puedan competir, quedarse con trozos de la banda del 2.5 GHz y por tanto se mantenga la concurrencia de actores en ese espectro.

Los adversarios comerciales de Telcel temen que el IFT le permita a la filial de América Móvil participar en esa futura licitación. No está claro aún si el regulador permitirá a Telcel entrar a esa nueva subasta de señales, aun cuando citó que el acuerdo Telcel-MVS no contraviene los niveles de concurrencia y competencia en la tenencia esectral.

NOTICIA: AT&T también quiere espectro en la banda que domina MVS

En eventos de prensa realizados por separado en las últimas tres semanas, ejecutivos de Movistar y AT&T dijeron a los medios que el regulador debiera limitar a Telcel en la próxima subasta de esos 130 MHz del 2.5; argumentaron también que las señales deberían colocarse lo más pronto posible y a precios de salida más competitivos, para que de esta manera el Estado mexicano se haga de recursos en momentos de coyuntura económica y para que los futuros tenedores de las señales puedan alcanzar en tiempo a Telcel con la explotación de la banda.

Quedará por conocerse de qué manera impactará la licitación de la banda de los 2.5 GHz en el interés que los operadores muestren por la Red Compartida para apuntalar el despliegue de sus servicios móviles. Ese es el proyecto que ya ejecuta el Consorcio Altán y que correrá por el espectro de los 700 MHz para estar en sus primeras operaciones hacia marzo del 2018.

No se descarta, inclusive, que el Consorcio Altán decida competir por espacio en la banda del 2.5. Al menos no lo ha negado a la prensa.

AT&T y Movistar ya confirmaron su interés de competir por esas señales. AT&T fue más allá y envió en 2015 una propuesta de licitación al IFT.

 

La banda del 2.5, en las puertas de una nueva era

El espectro de los 2.5 Gigahercios fue concesionado a fines del Siglo XX en su mayor parte a MVS Comunicaciones para la prestación del servicio de video restringido. MVS lo utilizó como insumo básico para el despliegue de un una oferta de TV de paga vía microonda que se conoció como Multivisión y luego como MasTV.

Este producto permitió a MVS ofrecer una alternativa en televisión restringida a lo que ya ofrecían Megacable y otros competidores, pero no sobrevivió a la irrupción de Dish, también de MVS, marca que luego absorbería los clientes de MasTV.

NOTICIA: La exitosa Megacable sufre su primer revés con la banda del 2.5 GHz

MVS Comunicaciones decidió después crear una red de telecomunicaciones que se soportara en el espectro del 2.5 GHz, similar a la Red Compartida. Halló en Alestra, Intel y Clear We a los inversionistas interesados en el proyecto Banda ancha para todos , uno que originalmente se pensó utilizar tecnología de comunicación Wi-MAX y después sobre el naciente Long Term Evolution (LTE).

Pero el proyecto enfrentó complicaciones financieras aún con que MVS había recibido esperanzas de Cisco Systems como potencial nuevo inversor y con que todavía era poseedor de los 190 MHz que componen la banda del 2.5.

Más tarde, el gobierno mexicano anunció la recuperación total de la banda, lo que incluía las concesiones de MVS y las del resto de concesionarios que estaban próximas a vencer y que no habían sido renovadas.

La decisión del Estado mexicano provocó un pulso entre MVS, la SCT y la misma Presidencia de la República encabezada por Felipe Calderón que permeó del ámbito empresarial al plano político.

NOTICIA: La mítica banda del 2.5 GHz dejaría 893 mdd de recaudación al Estado

La noche del 9 de septiembre de 2013, ya con el PRI de regreso al gobierno y Enrique Peña Nieto en Los Pinos, la SCT acordó con MVS la recuperación parcial de la banda del 2.5, dejando a los concesionarios la titularidad de 60 MHz y por un periodo de 15 años, con la condición de que las empresas debían desplegar una red de servicios móviles a más tardar el 31 de diciembre del 2016, más un año de gracia si aún continuaba con la construcción de esas eventuales redes, de lo contrario la recuperación sería total y por el IFT.

Para que MVS pudiera ofrecer servicios móviles debía acudir al IFT para solicitar una concesión única que le evitara complicaciones legales.

El IFT, vía su comisionado presidente, dijo durante una reunión navideña con la prensa que MVS Comunicaciones ya se había acercado al regulador para solicitar una concesión única para explotar servicios adicionales en el 2.5 GHz, esto, luego que se conociera el acuerdo de MVS con Telcel.

La página del Registro Público de Concesiones del IFT informa que MVS Comunicaciones posee 82 títulos de concesión en la banda del 2.5, con los que puede dar cobertura plena en 23 estados de la federación, en esas 1,759 plazas, y que la mayoría de esos permisos vencen en octubre del año 2028.

abr