Las dos licitaciones que el Instituto Federal de Telecomunicaciones prepara sobre radio y televisión han terminado por acentuar las diferencias entre los industriales del sector y la entidad reguladora.

Por un lado, los industriales de la radiodifusión aseguran que la próxima licitación de 257 canales en AM y FM presionará al mercado de la radio, en un momento en que esta industria enfrenta la aparición de nuevas plataformas de información y entretenimiento que le restan audiencia; en fechas en que están por renovar varias de sus concesiones y cuando la publicidad se mantiene a la baja en prácticamente todos los medios de comunicación.

Pero el IFT se defiende con que es su mandato constitucional el de poner en disponibilidad 148 canales de televisión digital y también el de ampliar la pluralidad, la competencia y la concurrencia de actores en la radio con la subasta de más frecuencias a lo largo del país. Y además, ha afirmado la dependencia, será el mismo mercado el que defina cuántas estaciones de radio y TV logren entrar al aire para cuando terminen las licitaciones, después de noviembre del 2017 para el caso de la televisión.

NOTICIA: La CIRT choca con el IFT por cifras del apagón analógico en Monterrey

Lo cierto, consideraron expertos, es que la industria debe reconocer que en el mundo se están creando nuevos esquemas de distribución de contenidos que terminarán por obligarla a redefinir sus estrategias de negocio, mientras que el regulador debió buscar un diálogo más profundo con los afiliados a la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT) previo a lanzar hace unos días las bases y la convocatoria de lo que será la licitación de radio, y advertir sobre la subasta de TV digital.

Ambas partes, coincidieron los analistas consultados, cuentan con argumentos para defender sus posturas, pero más allá de éstos, también omiten otras verdades .

Lo fundamental por lo que pelea la CIRT es el mercado publicitario, no es otro tema más que ese: la disminución de sus ganancias , afirmó Agustín Ramírez, especialista en telecomunicaciones del despacho Ouraboros.

Ellos dicen que la publicidad está disminuyendo, que la audiencia está cayendo; pero eso no es cierto. La publicidad es la misma y está creciendo y ellos deben pensar en cómo atraerla; más bien disminuirá la publicidad que se asigne a los grandes grupos por una mayor competencia en el mercado. Deben generar contenidos que impacten o le ganarán su audiencia otros formatos. Los nuevos medios digitales están llegando a los mismos sectores que la radio, pero con contenidos más diversos , añadió el experto.

NOTICIA: CIRT: televisoras no quieren retrasar el apagón analógico

De acuerdo con el IFT, la radio logró aumentar sus niveles de audiencia en 3% en la banda de FM entre los años 2013 y 2015, mientras que en la banda de AM creció 2.3% en el mismo periodo.

Las inversiones en publicidad también crecen o se mantienen en la radio y la televisión, según distintos despachos de consultoría.

La Asociación de Agencias de Medios (AAM) estima que la radio mantiene el 9% de la inversión publicitaria en el país, al lograr ingresos anuales sobre los 6,700 millones de pesos.

PricewaterhouseCoopers (PwC) informó en diciembre del 2015 que el mercado mexicano de la radio se encamina a convertirse en el noveno más importante del mundo: de ser el número doce en 2015, al noveno en 2019.

El 99% del territorio mexicano está cubierto por las ondas de radio y cinco grandes redes nacionales dan cobertura al país, además de los pequeños grupos que operan regional o localmente. Todo ello hace que la radio en México mantenga buenas perspectivas hacia el futuro y sólo la competencia de los nuevos medios le quitarán el sueño si no prepara nuevos contenidos, dijo entonces PricewaterhouseCoopers.

PwC también definió que la televisión abierta mantendrá el 82.3% de la inversión publicitaria en 2019. En ese año, la TV captará 3,206 millones de dólares en ingresos publicitarios, desde los 2,530 millones de dólares del 2014, lo que significa un crecimiento a una tasa compuesta anual del 4.8 por ciento.

undefined

El impacto de las nuevas tecnologías en todos los modelos de negocio y particularmente en la cadena de valor de la industria de contenidos es ya una realidad. Comenzó en la industria de la música, ya afectó a la industria editorial, a la prensa y está afectando a la industria de la radiodifusión: lo estamos viendo en la TV abierta y va por la radio, estamos por verlo , estableció Jorge Fernando Negrete, director de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi).

Los industriales de la radiodifusión, dijo el experto, deben mirar y aprender de la industria discográfica, que al advertir la aparición de nuevas plataformas musicales en Internet, supo desarrollar estrategias para la descarga de música en línea.

Cuidado: los intentos por negar una realidad podrían traducirse en un suicidio. Las TI y ahora la competencia que venga con nuevos actores en radio o TV evidencia desde ya las ineficiencias de la industria. Estamos viendo una nueva tendencia en consumo de contenidos. Es una nueva realidad que debe mirar la industria, antes de que busque increpar al IFT, cuestionando su licitación, porque eso se traduce como una forma injusta de presionar , expuso el director de la Amedi.

NOTICIA: IFT y radiodifusores difieren sobre derechos de audiencias

Sandra Rodríguez, directora de Jurídica en Telecomunicaciones, coincidió en que los usuarios están consumiendo contenidos desde otras plataformas y que los industriales de la radiodifusión deben modificar sus planes, porque hasta ahora no se les ha tocado, no a la radio y apenas poco a la TV con la competencia .

Pero, también hay que decir que el IFT pudo haberlos buscado más veces para conciliar posturas y sacar una licitación incuestionable. Fue una falta de táctica que el IFT, cuando la CIRT publica un desplegado contra la licitación de radio, anunciara las bases y la convocatoria, como queriendo medir fuerzas. Es la autoridad, se le debe respeto, pero no debe salir así como así a jugar el juego de la industria, una que de por sí ya tiene cargas con los tiempos oficiales. Pudo haber salido mejor todo esto (de la licitación) , mencionó la directora de Jentel.

Las demandas de los industriales pueden caer en contradicción, consideró Aleida Calleja, coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Regulación Medios y Convergencia.

NOTICIA: IFT perfila 2,500 competidores por 257 estaciones de AM y FM

Con la próxima licitación de radio, los radiodifusores también podrán crecer su cobertura, pese a que algunos de ellos estarán imposibilitados de participar si ya tienen más del 30% de las señales disponibles en una plaza en particular.

También es cuestionable, agregó Aleida Calleja, que los industriales critiquen la licitación de TV digital, cuando varios de ellos por fin podrán dar el salto de la radio a la televisión y cuando algunos de sus miembros abiertamente ya han declarado su interés por algunas de las nuevas frecuencias.

La industria se queja de las licitaciones, pero se olvida que está en la ley que el IFT debe darles a los de AM una estación en FM, casi en automático; ese es un privilegio cuando otros deberán competir por un espectro que es caro, que es escaso y que es finito , dijo Aleida Calleja, coordinadora del Observatorio Latinoamericano, y agregó:

El sector se ha caracterizado por ser muy concentrado; no les gusta perder sus privilegios y algunos de ellos se ampararon contra el apagón analógico. Están en la oportunidad de innovar ante los cambios que se están dando con los esquemas de contenidos. Estamos ante la oportunidad de terminar con las ventas atadas, con los otorgamientos discrecionales (de concesiones). Estamos ante la posibilidad de que las pequeñas empresas accedan a mejores tarifas de publicidad por la competencia. Estamos ante nuevos esquemas de negocio; no se entiende esta resistencia de la industria .

¿Por qué los derechos de las audiencias crean choques entre el IFT y la CIRT?

[email protected]

mfh