Ante la falta de acuerdos respecto de la eliminación o no de la figura de la suspensión en el juicio de amparo, la Junta de Coordinación Política (JCP) de la Cámara de Diputados determinó que la discusión y votación correspondiente se realice de manera directa por parte del pleno cameral durante la sesión ordinaria de este martes.

La minuta por la que se expide la nueva Ley de Amparo debió votarse desde el pasado jueves, según el acuerdo original de los coordinadores de los siete grupos parlamentarios representados en San Lázaro, frenándose su discusión por el intenso cabildeo de la cúpula del sector empresarial para eliminar o modificar las fracciones XI y XIII del artículo 129.

Y es que, de acuerdo con la visión de los representantes de la Iniciativa Privada, la nueva redacción del artículo y fracciones referidas elimina la suspensión judicial a los bancos, aseguradoras, sociedades financieras de objeto múltiple, casas de Bolsa, entre otras entidades financieras, y afectaría a los concesionarios y permisionarios de bienes de dominio público, especialmente de la industria minera, carretera, portuaria, aeroportuaria, televisiva, radiofónica y satelital.

Luis Alberto Villarreal García, presidente de la JCP, máximo órgano de gobierno en San Lázaro, informó que hasta ayer no había acuerdo respecto de la modificación o no del artículo 129.

La posición de la bancada del PAN, que coordina, comentó que no es eliminar dichas fracciones, sino solamente modificar la redacción para evitar excesos de la autoridad frente a los particulares y negó presión alguna a su partido por parte del sector privado del país.

No vamos a buscar que se eliminen esas dos fracciones (XI y XIII), sino que se puntualicen en el sentido de defender al Estado mexicano, sin atentar contra las libertades favoreciendo el autoritarismo en este país. Es lo que no quisiéramos , expuso.

Acción Nacional, aseguró, no defiende a los poderes fácticos, sino simplemente que no haya retrocesos mediante el otorgamiento de un poder demasiado amplio a la autoridad .

Por otra parte, Miguel Alonso Raya, vicecoordinador de la bancada del PRD, reconoció que al interior de su grupo parlamentario hay discrepancias en relación con el citado artículo y que se buscaba acordar una posición unánime puesto que de lo contrario no hay muchas alternativas.

Votamos y respaldamos el asunto como está, presentamos alguna propuesta de redacción o votamos en contra del artículo (129)… estamos procesando la unidad del grupo , completó el perredista tras informar que los suyos estaban realizando las consultas con ministros de la SCJN.

Puertos

UN EJEMPLO DE LITIGIO EN LÁZARO CÁRDENAS

La firma del contrato para construir y operar la segunda terminal especializada de contenedores (TEC II) en el puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, que implica una inversión de 900 millones de dólares, tuvo que esperar ocho meses debido a diversos recursos legales que interpuso Hutchison Port Holdings.

La firma asiática, operadora de la primera terminal, se inconformó ante las autoridades judiciales por considerar que el proceso no estaba debidamente justificado, aunque la Secretaría de Comunicaciones y Transportes siempre argumentó que la licitación, publicada en febrero del 2011, estaba en línea con el programa de desarrollo autorizado.

Obtuvo suspensión definitiva

TOYOTA FRENÓ CAMBIOS A DECRETO

Gracias a una suspensión definitiva lograda a través de un juicio de amparo, la empresa automotriz Toyota echó por tierra las modificaciones que el Ejecutivo federal pretendía realizar al decreto automotriz del 2003 que elevaría de 50,000 a 100,000 vehículos el requisito de producción para obtener los beneficios del mismo.

En noviembre del 2012, Toyota Motor Sales de México inició un juicio de amparo en contra del Congreso de la Unión, el Presidente de la República (en esa fecha, Felipe Calderón), el Secretario de Gobernación, el Director del Diario Oficial de la Federación y el Coordinador General de Mejora Regulatoria de Servicios y de Asuntos Jurídicos de la Cofemer.

(Con información de Alejandro de la Rosa y Lilia González)

[email protected]