Medidas como otorgar prórrogas para el pago de cuotas obrero-patronales a la seguridad social; el pago de nóminas, echar a andar un seguro a la protección al empleo y apoyo a las microempresas, son parte de las propuestas que presentaron especialistas en la mesa “Protección del empleo y del ingreso de las familias” convocado por el Consejo Coordinador Empresarial.

Luego de presentar un panorama, cuyo impacto aún no se tiene claro en el número de empleos que pueden perderse en el país, Larry Rubin, representante del Partido Republicano en México y presidente de la Comunidad Americana en México, propuso que “México tiene que tomar medidas extraordinarias como no cobrar las cuotas obrero-patronales, echar a andar un seguro de protección al empleo y particularmente al desempleo”.

Y añadió que “se necesita inyectarle a las empresas recursos para que paguen sus nóminas”, al referir que se trata de un programa que está dando resultados en Estados Unidos, donde se les dota a las empresas de ocho semanas para pagar la nómina.

En esa misma línea se manifestó Macario Schettino, quien refirió que “es indispensable que las cuotas de salud y seguridad social de vivienda e impuestos a nómina y especiales se pospongan al menos tres meses; pero sin cargar intereses como los que calcula el Seguro Social que son absurdos, considerarse el salario solidario sería una carga fuerte para el erario, pero puede sacarse; el empleo informal hay que otorgarle un ingreso”.

Por su parte Pablo Saavedra, director para México del Banco Mundial expuso que el mensaje es claro, “hay que proteger a los hogares, a las empresas y proteger el empleo, particularmente por el tipo de crisis que estamos viviendo, no sólo es por un tema social y demanda e ingreso, sino es crítico para la recuperación económica”.

[email protected]