La Canitec tiene una serie de propuestas basadas en la reforma de telecomunicaciones, que entró en vigor en junio pasado, a partir de las cuales espera una ley secundaria que impulse el desarrollo del sector con mayor competencia e inversiones, aseguró el consejo del organismo, José Antonio García Herrera.

En el foro "Retos de la nueva legislación secundaria de telecomunicaciones y radiodifusión", el representante de la Cámara Nacional de la Industria de Telecomunicaciones por Cable (Canitec) consideró fundamental contar con reglas claras que sean respetadas por los jugadores del mercado, y "entre más rápido se tengan mejor".

Sin embargo, dijo, mientras no exista un proyecto de regulación secundaria en materia de telecomunicaciones, radiodifusión y competencia económica, todo lo que se diga en torno a ésta son especulaciones.

"No hay un proyecto, lo que estamos manifestando son las inquietudes de la industria; el día que tengamos un proyecto real seguramente tendremos que discutir cada una de las partes, para que nos peleamos ahorita, venimos a expresar a este foro nuestras inquietudes", expuso García Herrera.

Añadió que a pesar que la industria ha mantenido las inversiones, son fundamentales las leyes secundarias "para tener una mayor seguridad de las mismas, pero esperemos cómo viene la ley".

El presidente de la Comisión de Radio y Televisión de la Cámara de Diputados, Federico González Luna, reconoció a su vez que la reforma en telecomunicaciones podría quedar en "letra muerta" si la legislación secundaria no da cuerpo e instrumenta los principios constitucionales.

Sin embargo, puntualizó, no se debe caer en la tentación de imponer fechas fatales que comprometan una adecuada redacción de la ley secundaria.

"Esperemos estar listos antes del 9 de marzo, pero no me parece que tengamos que establecer fechas fatales tratándose de una legislación tan trascendente que debe regular por muchos lustros esta industria tan importante para el país", insistió.

Enfatizó que para los legisladores es de suma relevancia escuchar a todos los participantes de la industria, cámaras, asociaciones civiles y especialistas, aun cuando no se tenga todavía un proyecto del gobierno federal.

apr