La Asociación Nacional de Abogados de Empresa (ANADE) prevé que la reforma laboral quede plenamente aprobada —por el Senado de la República— a más tardar en dos semanas, y llama a que se atiendan algunas modificaciones que garanticen una plena implementación del nuevo modelo laboral, pues así como está ahora se dará todo el poder a la autoridad encargada de registrar los contratos colectivos de trabajo y de los registros sindicales.

De acuerdo con Jorge Sales Boyoli, coordinador de Derecho Laboral de la ANADE, hay seis aspectos en los que se debe poner puntual atención, empezando con la creación del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, el cual se deja en el Ejecutivo, y es una trampa porque se da mucho poder sin contrapesos reales.

Acompañado de los abogados Jaime Bustamante, vicecoordinador de Derecho Laboral, y Adrián Ojeda, presidente del Consejo Directivo Nacional de la ANADE, reconoció que la reforma aprobada por los diputados “sí terminará con el sindicalismo blanco en el país”.

En ese sentido, dijo que es importante estar preparados; y cuatro años, como lo estipula la reforma, es tiempo justo para iniciar con una nueva cultura, en la que están involucrados los sindicatos, sin dejar de lado que los contratos colectivos tendrán que dejar de ser protección y estar plenamente activos.

“En el tema de los contratos colectivos, hay que decir que estamos frente a un hecho histórico, si vemos que vamos a presenciar la extinción de los contratos de protección, sí creemos que esta iniciativa llevará a terminar con el sindicalismo blanco en este país; yo creo que tenemos que estar preparados en las empresas para presencial el término de este tipo de sindicalismo blanco”.

Por otra parte, detallaron que mientras se establece la conciliación como obligatoria, previo a un juicio, para cualquier demanda laboral, no se prevé un procedimiento similar para el momento que se presenta un emplazamiento a huelga o para la firma de titularidad de Contrato Colectivo de Trabajo, “lo que puede ser utilizado para seguir extorsionando a las empresas”.

Informó que en el dictamen aprobado en la Cámara de Diputados el pasado jueves, se eliminó el artículo 358, que contenía la posibilidad de no sindicalizarse, pues éste es un derecho que debe ejercer el trabajador: “Consideramos que así como se introdujo el voto libre, secreto y directo debería incluirse la votación para quienes no quieren estar en un sindicato, y ello permitiría conocer la tasa de sindicalización qué hay en el país, tener claridad del número de trabajadores que no tienen interés en ser representados por un sindicato”.

La Cámara de Senadores debe tomar en cuenta los tiempos de la implementación de la reforma, señaló Jaime Bustamante, “que se aclaren los tiempos y formas de entrada en vigor de las distintas etapas de la reforma (artículos transitorios) elaborando y afinando una línea del tiempo sin contradicciones”. Invitó a los legisladores a tomarse un tiempo para deliberar y revisar las propuestas hechas por el sector productivo.

“Reforma nos pone a la altura de Canadá y EU”

Senado acompañará sin titubeos iniciativa laboral: Haces Barba

Una vez que el Congreso de la Unión apruebe la reforma laboral “ya no habrá pretextos para decir que México no está a la altura de sus socios (comerciales) de América del Norte’’, afirmó Pedro Haces Barba.

El Estado mexicano está atendiendo un pendiente histórico que es la mejora de los salarios y las libertades sindicales, consideró el senador de Morena que integra la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara Alta y es dirigente nacional de la Confederación Autónoma de Trabajadores de México (CATEM).

“La reforma laboral cumple con lo establecido en el T-MEC en materia de transparencia sindical y fortalecimiento de los derechos de los trabajadores mexicanos, el Senado acompañará, sin titubeos, la iniciativa (minuta)’’, anticipó. Los cambios a la Ley Federal del Trabajo aprobados la semana pasada por la Cámara de Diputados y a la espera de ser ratificados por el Senado de la República obligarán a los patrones a transparentar los contratos colectivos de trabajo y a los sindicatos a demostrar que cuentan con el apoyo total de sus agremiados.

Desde la perspectiva del senador morenista, dos aspectos de la reforma laboral ponen a México a la altura del contexto internacional de sus aliados de América del Norte: el derecho a la libre organización y los nuevos principios de democracia, autonomía y transparencia de los sindicatos.

Por tratarse de cambios a la legislación secundaria, la minuta de reformas a la Ley Federal del Trabajo, a la que la Cámara Alta todavía no da entrada formal, sólo requiere de mayoría simple para su aprobación. (Con información de Rolando Ramos)

[email protected]