El Consorcio del Proyecto Cadereyta, SA de CV, formado por SK Engineering y Siemens AG- (Conproca), pidió que Pemex y Pemex-Refinación depositen una fianza por 592 millones 926,082.74 dólares y el congelamiento de activos por un monto similar.

De acuerdo con el juez Louis L. Stanton, este monto es una garantía equivalente al laudo derivado del procedimiento arbitral 11760/KGA/CCO/JRF/CA, más los intereses, y las peticiones fueron aceptadas este martes por quien pidió a la paraestatal hiciera el depósito de la fianza.

Conproca presentó ante la Corte del Sur de Nueva York su requerimiento el 12 de diciembre pasado y además pide se le congelen los activos que tiene Pemex

Al respecto, Pemex indicó que esta solicitud es infundada, toda vez que existe un recurso de revisión interpuesto por la empresa petrolera ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el cual fue admitido por considerarse un asunto de importancia y trascendencia.

Conproca pidió que se condicionara el otorgamiento de la fianza a la continuidad de la suspensión del procedimiento, en su momento, ordenada por el juez; o que se levantara la suspensión para confirmar el laudo arbitral.

Esta petición fue rechazada también por Pemex, ya que la propia SCJN declaró infundado el recurso de reclamación que Conproca promovió en contra de dicha admisión.

Éste es el último proceso en el que están involucrados Pemex y Conproca por el pago de una serie de faltantes en la refinería de Cadereyta. El fallo arbitral en el que la petrolera se ve obligada a pagar es del 2012 y tendría que haberse liquidado en diciembre de ese año, desde entonces se han iniciado una serie de pleitos legales con demandas en Nueva York.

Mientras Conproca intentaba cobrar el laudo, Pemex quería ganar un juicio de nulidad en México que le permitiera ignorar el fallo del arbitraje. El consorcio Conproca está formado en 85% por SK Engineering, una constructora de Corea del Sur, y el resto por la alemana Siemens AG.

[email protected]