El petróleo subía el viernes impulsado por esperanzas de que los recortes de producción de la OPEP estén empezando a equilibrar un mercado ampliamente sobreabastecido, pero los precios referenciales se encaminaban a anotar pérdidas semanales por persistentes preocupaciones por un exceso de crudo.

Los futuros del crudo Brent cotizaron a 50.86 dólares por barril, un avance de 30 centavos de dólar respecto a su último cierre.

Los futuros del petróleo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos avanzaban 30 centavos, a 48 dólares por barril. El Brent se encaminaba a anotar una caída semanal de cerca de un 1.7%, mientras que el WTI perdía poco más de un 1.5 por ciento.

Analistas dijeron que el alza era una señal de que los referenciales del crudo, que cotizan más o menos un 12% por debajo de los máximos que alcanzaron en enero de este año, se nivelaron.

Arabia Saudita dijo que sus exportaciones de crudo a Estados Unidos caerán en cerca de 300,000 barriles por día (bpd) entre febrero y marzo, lo que mejora la confianza sobre los precios.

Riad agregó que espera que la caída de los precios ayude a reducir los inventarios en Estados Unidos, que anotaron un récord semanal de 533 millones de barriles la semana pasada.

En Estados Unidos, la extracción de esquisto ha elevado la producción petrolera en más de un 8% desde mediados del 2016, a poco más de 9.1 millones de bpd.

* Las exportaciones saudíes a otras regiones continúan siendo altas, pese a un esfuerzo encabezado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y respaldado por otros productores, incluyendo a Rusia, para reducir la producción en 1.8 millones de bpd durante la primera mitad del año.

* Pero a menos que la OPEP extienda el acuerdo de reducción de la producción más allá de junio o realice recortes aún mayores, los precios del petróleo están en riesgo de caer más, según operadores.

rrg