La ministra de Comercio Exterior y Turismo, Claudia Cornejo, advirtió que la recuperación del turismo receptivo no sería pronta. “Estamos viviendo una crisis nunca antes vista. En caso de turismo receptivo se estima alrededor de tres o cuatro años para regresar a las cifras prepandemia”, apuntó la titular del Mincetur.

Ante esta proyección, indicó que los esfuerzos del gobierno estarán enfocados en impulsar el turismo interno. “Sin duda las campañas para los siguientes dos años estarán enfocadas en el turismo interno, el movimiento de nacionales en Perú”, explicó.

Añadió que el sector privado está ajustando sus cuadros para ofrecer mejores ofertas a la ciudadanía y atraer al público a las diversas regiones del país. “Las empresas van a salir con tarifas promocionales. Todos están ajustando: transporte, pasajes, hoteles... para hacer atractivos los viajes”, puntualizó.

Sin embargo, como medida para aumentar el turismo en el país el Ministerio de Cultura, a través de la Dirección Desconcentrada de Cusco, decidió aumentar el aforo a la milenaria llaqta de Machu Picchu debido a los buenos resultados y el cumplimiento de las medidas de bioseguridad. Por ende, podrán ingresar 1,116 visitantes por día. Cabe recordar que, desde que se abrió la llaqta o ciudad inka, ingresaban 675 visitantes, que equivalía al 30% del total de aforo.

De la misma forma aprobó tarifas promocionales para el ingreso de los visitantes nacionales, extranjeros residentes en el país y ciudadanos de la Comunidad Andina, a la llaqta de Machu Picchu, durante el año 2021.

Las llegadas de turistas podrían caer globalmente 50% en el 2020 por el virus del Covid-19, lo que requerirá “soluciones innovadoras” para fomentar la recuperación, indica un estudio difundido en la feria de turismo World Travel Market (WTM, en inglés), celebrada por internet hace unas semanas.